Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

La Guardia Civil detiene a un prófugo en la Ribera

Practica diligencias, además, contra un conductor que cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida

23/10/2017 15:26 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Guardia Civil ha efectuado dos actuaciones en las últimas jornadas por sendas localizaciones que tenían lugar mientras realizaban labores de prevención de seguridad ciudadana en la N-122 a su paso por la comarca ribereña.

En el primero de los procedimientos, la Benemérita localizaba y detenía a A.V.G., de 30 años de edad, sobre el que recaían tres órdenes diferentes y en vigor -dimanantes de diferentes Juzgados de Reus, Tarragona- de búsqueda, detención y personación.

En su actuación, Fuerzas del puesto de Aranda, con motivo de un punto de identificación de vehículos y personas, observaron cómo un vehículo se aproximaba a su posición. Este aminoraba la velocidad, apagando las luces en marcha y realizando una maniobra para eludir el control, abandonando la carretera y adentrándose en la el casco urbano de la localidad donde se encontraban.

Momentos después, la patrulla localizaba el vehículo, estacionado y ocupado por tres jóvenes que fueron identificados. Las gestiones practicadas con la central de servicios confirmaban que uno de ellos se encontraba en situación de búsqueda, detención y personación por dos juzgados de Reus, de Instrucción y Penal, por causas pendientes con la justicia. Ha sido detenido y, junto con las diligencias instruidas, ha sido presentado en el Juzgado de Instrucción número dos de la capital ribereña.

Por otro lado, la Guardia Civil ha instruido diligencias en calidad de investigado a C.T., de 35 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo presentando una tasa de alcohol cuatro veces superior a la máxima establecida de 0,25 mg/l.

Los hechos ocurrían el pasado sábado, cuando fuerzas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos paraban a un turismo al observar que circulaba de manera antirreglamentaria.

Al solicitar la documentación al conductor, percibieron en este un fuerte olor a alcohol, así como que presentaba síntomas externos de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que requirieron la presencia de un equipo de atestados que, provisto de un etilómetro evidencial, pudiera realizar la reglamentaria prueba de alcoholemia mediante el aire espirado.

La misma arrojó resultados positivos de 1,04 y 1,02 mg/l, cuando la tasa máxima autorizada es de 0’25 mg/l, por lo que el joven ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Las diligencias instruidas serán entregadas en el Juzgado de Instrucción número uno de Aranda.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.