Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La Junta aprueba el régimen sancionador específico ante la COVID-19

Establece un cuadro de infracciones -leves, graves y muy graves- en función del riesgo o daño para la salud, con sus correspondientes sanciones

23/07/2020 14:22 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Junta de Castilla y León ha aprobado hoy, con carácter de urgencia, el Decreto-ley por el que se establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 en la Comunidad de Castilla y León.

Este conjunto de disposiciones normativas, medidas y actos administrativos suponen obligaciones para los ciudadanos, de manera que su incumplimiento ha de contar con el correspondiente régimen sancionador, ya existente y regulado de forma completa pero disperso en distintos textos legales, lo que dificulta su conocimiento ciudadano. Entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad.

 

Infracciones leves (entre 100 y 3.000 euros)

Son infracciones leves aquellas susceptibles de producir riesgo o daño leve para la salud de la población, entendiendo como tal los incumplimientos que supongan riesgo de contagio a quince personas o menos:

 

  •     El incumplimiento de los límites de aforo o del número máximo de personas permitido, en los establecimientos o en las actividades, cuando aquel produzca riesgo o daño leve para la salud de la población.
  •     La celebración y comercialización de reuniones, fiestas o cualquiera otro tipo de actividad o acto permanente o esporádico, sea de carácter privado o abierto al público, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención y produzcan riesgo o daño leve para la salud de la población.
  •     El incumplimiento de las medidas generales o específicas de higiene, prevención y control establecidas para cada tipo de establecimiento o actividad, sea en espacios o locales públicos o privados, cuando éste produzca riesgo o daño leve para la salud de la población.
  •     Los incumplimientos por acción u omisión de la normativa aprobada o de las medidas, órdenes, resoluciones o actos acordados para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, siempre que produzcan riesgo o daño leve para la salud de la población.
  •     El incumplimiento de la obligación de uso de mascarillas o uso inadecuado de las mismas, en los términos acordados por las autoridades competentes.
  •     El incumplimiento, por parte de los establecimientos abiertos al público o actividades públicas, de informar a los clientes o usuarios sobre el horario, el aforo del local, la distancia social y, en su caso, de la obligatoriedad del uso de mascarilla, como medidas de prevención de la COVID-19.
  •     El incumplimiento de la distancia de seguridad interpersonal entre personas no convivientes, en lugares públicos o privados, abiertos o cerrados, en los términos acordados por las autoridades competentes.
  •     El incumplimiento de la medida cautelar de cuarentena acordada por la autoridad sanitaria competente en personas que no hayan dado positivo en COVID-19, pero que sean contactos directos de un enfermo confirmado.
  •     El incumplimiento del horario especial de apertura y cierre para establecimientos y actividades distinto del habitual, impuesto en las medidas contra la COVID-19.
  •     El quebrantamiento de las medidas provisionales adoptadas de conformidad con el presente Decreto-ley.
  •     El incumplimiento, por parte de los establecimientos abiertos al público, de la obligación de inhabilitar la pista de baile para este uso.
  •     El incumplimiento, por parte de los establecimientos abiertos al público, de guardar la distancia de seguridad entre las sillas de mesas separadas tanto en el interior como en las terrazas.
  •     El incumplimiento simple del deber de colaboración y la falta de respeto o consideración con las autoridades, inspectores y agentes.

 

Infracciones graves (entre 3.001 y 60.000 euros)

Constituyen infracciones graves, por producir un riesgo o daño leve para la salud de la población, entendiendo por tal los incumplimientos que supongan riesgo de contagio a más de quince personas y menos de 150.

 

  •     El incumplimiento de los límites de aforo o del número máximo de personas permitido, en los establecimientos o en las actividades, cuando aquel produzca riesgo o daño grave para la salud de la población.
  •     La celebración y comercialización de reuniones, fiestas o cualquiera otro tipo de actividad o acto permanente o esporádico, sea de carácter privado o abierto al público, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención y produzcan riesgo o daño grave para la salud de la población.
  •     El incumplimiento de las medidas generales o específicas de higiene, prevención y control establecidas para cada tipo de establecimiento o actividad, sea en espacios o locales públicos o privados, cuando éste produzca riesgo o daño grave para la salud de la población.
  •     Los incumplimientos por acción u omisión de la normativa aprobada o de las medidas, órdenes, resoluciones o actos acordados para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, siempre que produzcan riesgo o daño grave para la salud de la población.
  •     El incumplimiento de los protocolos, planes o instrucciones recibidos de la autoridad competente.
  •     La apertura de locales, celebración de actos o realización de actividades que hayan sido expresamente prohibidas o suspendidas por las medidas acordadas u orden, resolución o acto de la autoridad competente o que no hayan sido autorizadas por ésta en los casos en los que sea exigible.
  •     El incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, de confinamiento decretado en personas que hayan dado positivo en COVID-19.
  •     El incumplimiento de la elaboración de protocolos o planes de contingencia en relación con aquellos establecimientos o actividades en que se haya establecido dicha exigencia por las disposiciones, medidas o actos autonómicos dictados para la contención del COVID-19.
  •     El incumplimiento, acreditado y reiterado, del horario especial de apertura y cierre para establecimientos y actividades distinto del habitual, impuesto en las medidas contra la COVID-19.
  •     El quebrantamiento de las medidas provisionales adoptadas de conformidad con el presente Decreto-ley.
  •     No comunicar a la autoridad competente los casos de sospecha o diagnóstico de la enfermedad o de hechos relevantes cuya declaración resulte obligatoria.
  •     La infracción leve, si un año antes de cometerla la persona responsable de la misma, ha sido sancionada en esta materia mediante resolución firme por infracción tipificada como leve.
  •     La denegación de apoyo, auxilio o colaboración a las autoridades, inspectores o agentes o no permitir su libre acceso a establecimientos, centros e instalaciones o actividades en comprobaciones e inspecciones relacionadas con la COVID-19.
  •     La denegación de práctica de pruebas, toma de muestras, investigaciones o exámenes necesarios a las autoridades, inspectores o agentes en comprobaciones e inspecciones relacionadas con la COVID-19.
  •     La resistencia a suministrar datos o la obstrucción a facilitar información a las autoridades, inspectores o agentes, así como el suministro de información inexacta en comprobaciones e inspecciones relacionadas con la COVID-19.

 

Infracciones muy graves (entre 60.001 y 600.000 euros)

Por último, la consideración de infracciones muy graves se alcanza por producir un riesgo o daño muy grave para la salud de la población, entendiendo como tal los incumplimientos que supongan riesgo de contagio a 150 personas o más.

 

  •     El incumplimiento de los límites de aforo o del número máximo de personas permitido en los establecimientos o en las actividades, cuando aquel produzca riesgo o daño muy grave para la salud de la población.
  •     La celebración y comercialización de reuniones, fiestas o cualquiera otro tipo de actividad o acto permanente o esporádico, sea de carácter privado o abierto al público, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención y produzcan riesgo o daño muy grave para la salud de la población.
  •     La apertura de locales, celebración de actos o realización de actividades que hayan sido expresamente prohibidas o suspendidas por las medidas acordadas u orden, resolución o acto de la autoridad competente o que no hayan sido autorizadas por ésta en los casos en los que sea exigible, cuando produzcan riesgo o daño muy grave para la salud de la población.
  •     El incumplimiento, acreditado y reiterado, del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, de confinamiento decretado en personas que hayan dado positivo en COVID-19, si éste produce riesgo o daño muy grave para la salud pública.
  •     El incumplimiento de las medidas generales o específicas de higiene, prevención y control establecidas para cada tipo de establecimiento o actividad, sea en espacios o locales públicos o privados, cuando éste produzca riesgo o daño muy grave para la salud de la población.
  •     Los incumplimientos por acción u omisión de la normativa aprobada o de las medidas, órdenes, resoluciones o actos acordados para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, siempre que produzcan riesgo o un daño muy grave para la salud de la población.
  •     El incumplimiento, acreditado y reiterado, de los protocolos, planes o instrucciones recibidos de la autoridad competente.
  •     La infracción grave, si un año antes de cometerla la persona responsable de la misma, ha sido sancionada en esta misma materia mediante resolución firme por infracción tipificada como grave.
  •     Suministrar documentación falsa a las autoridades competentes, inspectores o agentes en comprobaciones e inspecciones relacionadas con la COVID-19.

 

Sin perjuicio de estas multas, en casos de infracciones muy graves y cuando la Junta de Castilla y León sea el órgano competentes sancionador, siempre previa audiencia del interesado, se podrá acordar como sanción accesoria el cierre temporal del establecimiento, instalación o servicio donde se haya producido la infracción o la prohibición de realizar la actividad durante un plazo máximo de cinco años.

 

 
8 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   Aratrix 23/07/2020 19:02:47
 
Algunos, me gustaría decir muchos cumplimos con las normas, otros no. Dónde está la policía para ponerles multas?
He vuelto hace un momento del paseo con mi perro y he visto mucha gente sin mascarilla, los que más me han cabreado son un grupo de jóvenes de entre 15 y 17 años aprox., de 7 chavales llevaban puesta la mascarilla sólo 2 y sin distancia de seguridad. En las terrazas de bares sentados tan panchos con ella quitada, tanto cuesta ponerla después de beber?
Repito, dónde está la policía?
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   Morgan 23/07/2020 23:51:38
 
Si estás entado en una terraza y las mesas están separadas por la distancia reglamentaria, no tienes obligación, según la normativa vigente, de tener la mascarilla puesta.
A mí también me cabrean los chavales que van sin mascarilla y los abuelos que van con ella puesta con la nariz por fuera y la gente que sale en fotos en los medios de comunicación como ciudadanos modélicos, con su mascarilla puesta y luego hay que verles por ahí un sábado por la noche.
Así que vamos a dejar a los chavales tranquilos, que en todos los sitios cuecen habas.
Que empiecen por dar ejemplo, los de las fotos y los mayores, que los jóvenes toman ejemplo de lo que ven.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#3   kate2020 24/07/2020 0:11:18
 
Aratrix y Morgan ... Tenéis razón. El otro día le dije a un chaval y hala como se puso. Que si aquí en Aranda no había nada que para qué. En el supermercado ya no se ponen los guantes y entran como Pedro por su casa ... hala ... y la policia ... buena pregunta... la policia ? Creo que no es uno el que se da cuenta somos todos. Yo lo veo venir ... y el hospital de Aranda es muy chiqui ... y la gente irresponsable. Y así como ponen multas a los coches ... no veo por qué no hay gente poniendo multas ... ya más de uno aprendería. Adicional he visto comentarios racistas de si etnias que no usan la mascarilla ... pues esas etnias los que he visto muy juiciosos. Es más venden mascarillas ... asi que esos comentarios sobran. Aranda debe ser lugar de tolerancia y respeto... y ya lo siento pero los que más he visto groseros sin mascarillas ... chicos de la comarca muy arandinos que no respetan que pueden morir personas.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#4   Morgan 24/07/2020 11:08:20
 
#3 kate2020, define racismo, que yo no soy precísamente famoso en este foro por ser xenófobo, pero estoy un poquito cansado de la gente que no sé adapta a las normas mínimas de convivencia.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#5   Aratrix 24/07/2020 13:56:40
 
Hola Morgan.
Cada uno tiene su opinión y creo que cada uno ve unas u otras cosas. Respeto tu opinión pero eso de dejar a los chavales tranquilos no me ha gustado nada. Has visto en tv los botellones? La franja de edad cuál es?
Lo que puse es lo que veo y te puedo asegurar que en el barrio que vivo y que viven muchos mayores ellos son a los que más veo con la mascarilla puesta.
Lo de las terrazas es una cosa que yo no me la estoy inventando, lo pone en muchas noticias y Protección Civil Aranda también lo puso en su comunicado. En la segunda excepción ponía lo siguiente: En situaciones de consumo de alimentos y bebidas (en una terraza, por ejemplo, mientras no estemos bebiendo, hay que tenerla puesta).
No voy a entrar en discusiones, a parte de las normas cada uno que haga con su responsabilidad individual lo que le plazca ya que para algunas personas esto les parece un chiste.
Salud y buena suerte!
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#6   Morgan 26/07/2020 18:35:42
 
Aratrix, no apoyo la actitud de los jóvenes haciendo botellón, lo que digo es que no me parece justo cargar todas las tintas sobre ellos. Yo también estoy cansado de ver a personas mayores sin mascarilla o con ella con la nariz por fuera (que es como si no la llevaran) u ocupando toda la vía pública cuando pasean y no se dignan en ponerse en fila india o separarse un poco para que el que viene de frente pueda pasar manteniendo la distancia de seguridad.
Lo que pasa es que eso no sale por la tele, porque no es políticamente correcto denunciar lo que hace mal la gente mayor, pero con los jóvenes es diferente.
Menos hipocresía, que como he dicho anteriormente, los jóvenes aprenden de lo que ven.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#7   Aratrix 31/07/2020 13:06:23
 
Me llamas hipócrita a mí? En fin. Yo no voy a descalificar a nadie por su opinión ya he puesto que no iba a entrar en discusiones.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#8   Morgan 01/08/2020 7:44:02
 
#7 Aratrix, no me refería a ti. Me refiero a esos medios de comunicación "sensacionalistas" (que lamentáblemente son ya casi todos) que pone constantemente el foco sobre los jóvenes, pero que no se atreve a tocar, ni de refilón, los comportamientos de los adultos, que nos guste o no, es de donde aprenden y copian los más jóvenes.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.