Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

La Policía Nacional alerta de una nueva oleada de "falsos revisores del gas"

Y recomienda unas pautas sobre todo a las personas mayores

21/11/2018 12:57 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Recientemente se han denunciado en Comisaría varios casos que refieren la visita al domicilio de los perjudicados de falsos revisores, que han inspeccionado las instalaciones y han cambiado alguna pieza innecesariamente, cobrando precios abusivos, a personas mayores.

La Policía Nacional recomienda a la ciudadanía en general, y de manera especial a nuestros mayores:

•             que se mantengan alerta y no dejen nunca entrar a extraños en sus hogares.

•             para evitarlo, desconfíe siempre de quien llame a su puerta ofreciéndole cualquier producto, solicitando información para cualquier organismo público, asociación u otro pretexto.

•             Si no tiene mirilla, instálela. Mantenga la puerta cerrada hasta que pueda identificar plenamente a la persona.

•             Tenga cuidado con los servicios técnicos que no hayan sido solicitados por usted o por su familia. Exija siempre acreditación a los representantes de servicios técnicos (gas, luz, agua, reparaciones, cobros, etc.) y confírmela telefónicamente, si es posible, con teléfonos oficiales de las marcas que figuren en guías distintas de las que le pudieran aportar los mismos revisores.

•             Las revisiones, obligatorias cada año, sobre los aparatos de gas que tenemos en casa, corren de nuestra cuenta. Es el usuario el que debe proveerse del técnico que mejor le convenga, igual que elegimos cualquier otro profesional para que nos arregle algo en casa. De ese modo, conoceremos con antelación el coste del servicio y si nos conviene o no.

•             Además, cada cinco años, la empresa distribuidora nos avisará con tiempo para realizar la revisión de las instalaciones, no de los aparatos, pero no nos cobrará en metálico por el servicio, sino que lo abonaremos con el recibo del mes siguiente.

•             No pagar en efectivo ninguna revisión que nos venga impuesta, o mediante coacción, y advertirlo antes de nada al que llega a nuestra casa. Si le decimos que no va a cobrar, posiblemente se vaya. Si pese a todo insiste, probablemente quiere aprovechar la visita para robar en un descuido las joyas o el dinero. Si no está seguro de que son revisores autorizados no les deje solos en ningún momento y con ninguna excusa.

•             Pida a su vecino que le acompañe durante la visita del “revisor” y tenga a mano el teléfono para avisar a la policía al 091 ante la mínima sospecha. Comprobaremos gustosamente que todo está en orden.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.