Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La Policía Nacional alerta sobre estafas y páginas engañosas en Internet

Una persona denuncia una estafa cometida presuntamente en una página web del Registro Civil y otra por sentirse engañada por un portal que ofrece plantillas para currículos

23/12/2021 14:12 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Policía Nacional alerta sobre pequeñas estafas que se suelen cometer de manera reiterada a través de Internet y de las que cualquier ciudadano puede ser víctimas. Tras recibir dos nuevas denuncias en la Comisaría, se recomiendan algunas sencillas precauciones que una vez incorporadas a los hábitos de compras y pagos electrónicos, podrán reducir las  estafas así como minimizar sus consecuencias.

 

Páginas web que se crean para engañar

En el primer caso la estafa se ha cometido porque los delincuentes crean páginas webs que simulan ser las auténticas a las que nos queremos dirigir para realizar una consulta o solicitud. Para ello pueden emplear el nombre con el que cualquier usuario realizaría la búsqueda, en este caso ‘registro civil’. En estas páginas fraudulentas aparecerá un impreso de solicitud, dando apariencia de seriedad y autenticidad, con la particularidad de que lo primero que se nos indicará será el dinero que debemos pagar, cuando muchos de estos trámites de la administración se prestan sin coste.

Para comprobar la fiabilidad de un sitio web podemos realizar una nueva búsqueda con el nombre íntegro de la web, añadiendo la palabra ‘opiniones’ o ‘estafa’ y leer en distintas páginas los comentarios que otros usuarios han compartido (las buenas y las malas opiniones). Debemos pensar que los estafadores pueden agregar opiniones favorables y que siempre puede haber alguna opinión desfavorable de clientes insatisfechos aunque no implique siempre que ha habido engaño.

Otra recomendación cuando nos dirigimos a un organismo de la administración pública es añadir en la búsqueda además del nombre del sitio la palabra ‘oficial’ (registro civil oficial) y en el resultado aparecerá un dominio con la terminación “….gob.es” que corresponde a organismos gubernamentales españoles. En los portales oficiales de Internet se suele solicitar la autenticación del peticionario a través de los sistemas o documentos oficiales, tales como la Cl@ve pin, el DNIe o los certificados de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

 

Pagos indeseados por falta de atención

En la segunda denuncia una persona se sintió engañada en una página web que facilitaba plantillas para la confección de curriculum vitae. Se trata de un caso diferente, aquí el portal de Internet sí presta el servicio que oferta, si bien se deben tomar algunas prevenciones para evitar que cobren más de lo que pensábamos que nos iba a costar. La primera es que cuando aparece una ventana, en ocasiones más pequeña de lo normal, dificultando su lectura y donde aparecen las condiciones que debemos aceptar, es importante antes de hacer clic sobre la casilla de confirmación leer bien esos términos y condiciones sin dar por hecho que es un mero trámite, pues aceptar esas condiciones sin conocerlas puede implicar como en este caso, una suscripción a un servicio que no deseamos, con pagos semanales, mensuales o anuales, lo que no es sinónimo de fraude por muy estafados que podamos sentirnos.

Una medida para evitar que cobren más de lo esperado consiste en utilizar una tarjeta virtual para cualquier pago electrónico. Estas tarjetas se recargan fácilmente a través de la aplicación digital de nuestro banco, y lo deberíamos hacer por la cuantía exacta que debemos abonar. Si posteriormente se giran cobros a esa tarjeta no podrán ser abonados por el banco al carecer de saldo. Se debe estar pendiente de los correos electrónicos del sitio web en cuestión, pues avisará de que el pago no ha sido realizado, y se podrá anular con el banco para que la próxima vez que se recargue la tarjeta virtual para otro pago, se evite que nos carguen ese cobro pendiente. Si se preferiere usar una tarjeta de crédito física, podemos limitar del mismo modo los pagos por Internet. Asimismo pueden activarse o desactivarse a través de la aplicación del banco.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.