Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La solidaridad de un pueblo con un vecino muy querido

Terradillos de Esgueva se vuelca ante las dificultades de la familia que ha perdido a una persona muy querida en el pueblo, Basilio

20/10/2020 9:52 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Entre la mezcla de la tristeza por decir adiós a uno de sus vecinos y la alegría que provoca saber que los habitantes de un pueblo están dispuestos a ayudarse cuando es necesario, el pueblo de Terradillos de Esgueva vive un momento agridulce. Vasile, o Basilio, como todo el mundo le conocía era un hombre que llegó al pueblo hace doce años procedente de Rumanía con su mujer y hace una semana fallecía en su domicilio.

La situación que provocaba su fallecimiento era bastante dificultosa. Dejaba sola a su mujer de 47 años que, además, no conoce bien el idioma español, y con unos ahorros inexistentes para poder enfrentarse a los gastos del sepelio y enterramiento.

Los vecinos y su ayuntamiento, con su alcaldesa Monserrat Monje a la cabeza, no se hicieron esperar. Viendo lo que sucedía se pusieron manos a la obra y han decidido soportar esos gastos iniciando una colecta para sufragar los alrededor de 2.500 euros que ha costado un entierro que tuvo lugar al día siguiente, el pasado miércoles, en el cementerio municipal. Se ofició una ceremonia religiosa en la iglesia del pueblo que contó con un sacerdote ortodoxo que la ofició, contando con la ayuda del párroco católico del pueblo.

Y la cosa  va más allá, teniendo en cuenta que Basilio se encontraba trabajando para el Ayuntamiento, aunque de forma temporal, desde el Consistorio se ha movilizado a los servicios sociales en el ánimo de conseguir que su esposa logre una pensión de viudedad con la que pueda vivir. “Era trabajador del ayuntamiento porque le contratábamos con las ayudas que nos llegan de Diputación a jornada partida de seis horas”, explica la alcaldesa, añadiendo que además de buen trabajador “ha sido una persona que siempre ha intentado ayudar, que se ha hecho querer”. “Mi intención era hablar con secretaria y los concejales, enseguida la gente dijo que habría que hacer algo para ayudar, porque todos éramos conscientes de que no iba a poder hacer frente al gasto ni a subsistir”, explica Monje.

Los servicios sociales ya se han puesto en marcha y la colecta se abría esta semana, hasta el próximo domingo. “Somos conscientes de que el Ayuntamiento tendrá que arrimar el hombro”, comenta la primera edil, conociendo que no solo se trata de los gastos del sepelio, sino de necesidades de la viuda como el hecho de que tenga la lavadora rota o que esté durmiendo en un colchón muy estropeado. “Pretendemos que tenga una ayuda inmediata”, nos cuenta, reconociendo que dentro de la desgracia es una mujer que ha tenido mucha suerte al vivir en un lugar pequeño donde todo el mundo se conoce. “Probablemente esta mujer en otro lugar grande no hubiera sido capaz de pedir ayuda”, comenta, añadiendo que además de la ayuda material está convencida de que los vecinos harán lo posible para “salvarla de la soledad”.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.