Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La vendimia, el momento favorito para visitar la Ruta del Vino Ribera del Duero

La campaña de recogida de uva se convierte en la época con más visitantes

26/09/2019 8:00 | SUSANA GUTIÉRREZ
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La vendimia, sin duda, es el momento más dulce para cualquier amante de la cultura del vino. El reto del enoturista está en vivir la vendimia en primera persona y así se desvela en los datos de visitantes de la Ruta del Vino Ribera del Duero, que demuestran que la época de recogida de uva es la más fuerte del año. “Quieren disfrutar de la mesa de selección, de cómo entra la uva en bodega, de las actividades especiales que montan algunas bodegas en las que se les permite vendimiar, los picnics entre viñedos. A todo ello se une que el comienzo del otoño es esa época romántica con cambio de tonalidades del paisaje y los turistas están locos por riberarse”, explica la gerente de la Ruta Ribera del Duero, Sara García.

De esta manera, cada vez son más las bodegas elaboradoras y todo tipo de asociados al producto turístico que se vuelcan con actividades originales vinculadas a la vendimia para hacer las delicias de todo aquel que arribe a la comarca para disfrutar de la cosecha. Las bodegas tienen que doblar esfuerzos para dar servicio a los visitantes en una de las épocas con mayor carga de trabajo y en la que tanto se juegan a la hora de elaborar la añada. “Año tras año hay más actividades, a veces resulta complicado para las bodegas porque son centros de elaboración de un producto que es el vino y todos sus esfuerzos los tienen puestos en que todo vaya bien, que la nueva añada se desarrolle sin sobresaltaos”, insiste Sara García. A pesar de ello, el número de bodegas que se suman a hacer actividades va en aumento “motivado también porque cada vez son más las elaboradoras que tienen personal especifico para el enoturismo”.  

Pero más allá de las bodegas, el resto de asociados a la Ruta del Vino Ribera del Duero vive sus momentos más álgidos en la campaña de vendimia. “Los alojamientos estos días tienen que incrementar sus esfuerzos,  organizar actividades; los restaurantes introducen platos típicos de esta época del año y dan la información sobre las bodegas; la oficinas, los museos, los guías y las empresas de transporte están hasta arriba de peticiones en la mejor época del año”, confirma la gerente de la Ruta Ribera.

 

 

Público familiar

El público familiar se ha convertido en uno de los objetivos de la Ruta del Vino Ribera del Duero y también en el punto de diferenciación respecto a otros productos enoturísticos del país. Por ello, en los últimos meses, parte de la promoción se ha fijado en atraer a ese tipo de perfil de visitante. Actividades como el Sonorama Baby el pasado mes de agosto o, el escenario infantil ‘Tempranillo’ en la Plaza de la Constitución este sábado en la III Gran Fiesta de la Vendimia de Ribera del Duero.

“El interés por el vino se da en distintos tipos de personas y las familias son un valor añadido”, detalla Sara. En este sentido, recalca que el enoturista tiene un alto interés en el conocimiento del vino, pero también en la gastronomía y patrimonio, de ahí la apertura al público familiar que se mueve en grupo y al que esta zona ofrece alternativas de ocio e historia que van más allá de cata y degustación de vino en las bodegas. “Además también es importante que los niños conozcan de dónde vienen los productos. Es triste decirlo, pero hay niños que crecen en ciudades y que la agricultura les resulta marciana. Es didáctico e informativo recordar los orígenes, de dónde vienen los productos y que no se pierda la cadena de valor que tiene siglos de historia”, considera.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.