Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

Las arandinas no quieren parir en Burgos

El gerente del HUBU asegura que los partos no van a salir de Aranda

10/10/2019 13:41 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

A pesar de que en el HUBU “han intentado remar a su favor” para que las mujeres embarazadas de Aranda y la comarca se decidan por Burgos para dar a luz a sus hijos, estas mantienen su decisión de quedarse. Así le lo han hecho saber a la Coordinadora por la Sanidad en la reunión que mantenían este miércoles con una veintena de embarazadas que en las próximas semanas tendrán que pasar por el momento del parto.

Aunque el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, aseguraba la pasada semana que las guardias en el Santos Reyes están aseguradas hasta mediados de octubre y el gerente del HUBU ha afirmado que tiene en su poder el Decreto de Movilidad Forzosa para hacer uso de él en el caso de que el servicio lo requiera, las familias arandinas se encuentran preocupadas por lo inminente: el temor de que lleguen al hospital sin que haya ningún ginecólogo de guardia. Esa es la percepción que tienen tras conocer todos los problemas que se están dando por la falta de especialistas. “Hace una semana no sabíamos si quiera si ese mismo día iba a haber guardia, ahora lo tenemos asegurado aunque por poco tiempo, a algunos les puede parecer poco pero es un avance importante”, destaca Sofía Plaza, integrante de la Coordinadora.

Una coordinadora que se reunía el pasado lunes con el nuevo gerente del HUBU, José María Romo, tras hacerlo la semana anterior con la consejera de Sanidad. La sensación en este caso es bastante positiva. “Nos recibió, cosa que el anterior fue incapaz de hacer en las dos veces que le pedimos, y nos ha parecido una persona de talante moderado con quien se puede hablar. Fue muy sincero, y nos dijo que hay cosas que puede hacer pero que se va a contener porque hay que hacerlas de forma sosegada, porque no se puede entrar como un elefante en una cacharrería, nos dijo”, explica Plaza.

Y entre esas cosas que “puede hacer” está el Decreto de movilidad forzosa, una herramienta que tiene guardada por si los traslados voluntarios que ya se están haciendo, -todos los ginecólogos del HUBU a excepción de los jefes de servicio-, dejan de ser voluntarios. El decreto “tiene nombre y apellidos” de dos especialistas en concreto, “pero nos dijo que no quería dar ese paso, que prefería que se hiciesen de forma voluntaria”, comentan desde la coordinadora.

En estos momentos Aranda cuenta con seis plazas de Ginecología de las cuales están ocupadas cuatro de forma efectiva, contando con que en una de ellas se encuentra prestando servicio un especialista que ha decidido volver a pesar de que le pertenecía la jubilación y no realiza guardias. También hay una ginecóloga que realizaba un trabajo de media jornada pero que ha causado baja en estos días.

El compromiso, aseguraba el gerente del HUBU en la reunión, “es que los partos no van a salir de Aranda”, aunque de momento seguirán acudiendo a Burgos las embarazadas que se encuentran en la 20ª semana de gestación para realizar la ecografía. La Coordinadora respeta la decisión dando un plazo de tiempo, aunque con los ojos abiertos para que esa situación también mejore. “Cuando en el servicio de Ginecología dicen que es una barbaridad venir a Aranda parece que piensan que no es una barbaridad que tenga que ir una mujer embarazada a Burgos”, comenta José María Rojas, añadiendo que desde la Coordinadora se puso en conocimiento la situación de un pediatra en concreto “que no quiere venir a guardias pero sí que viene tres días en semana a pasar consulta en una clínica privada”. “Necesitamos que nuestro paritorio esté al máximo de recursos como estaba hace unos años, no podemos entrar en ese juego porque al final nos hace un detrimento de la calidad asistencial”, añade Plaza.

Y aunque Ginecología es “el tema estrella” de la crisis sanitaria que padece Aranda, en la reunión también se puso sobre la mesa la situación de Oncología con el 50% de personal y muchas quejas por parte de los enfermos, de Cardiología haciendo que pacientes tengan que viajar hasta Burgos o de personas que son derivadas desde Urgencias de Aranda a Burgos para tener que regresar de nuevo a Aranda sin siquiera ser vistas.

Por último, desde la Coordinadora hacen una advertencia a todas aquellas personas que rechazan la llegada de un nuevo hospital aludiendo a que lo qué hace falta en Aranda no es eso sino especialistas. “El hospital se tiene que hacer porque en este ya no se cabe, hay aparatos que no funcionan porque no tienen espacio. Y tener un centro nuevo es una forma de atraer a especialistas. Tenemos que mantener todo lo que tenemos, no son dos guerras distintas pero que a nadie se le quite de la cabeza que si no tenemos hospital nuevo no habrá especialistas que quieran venir”, termina diciendo la portavoz.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.