Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

Máximo López defiende las inversiones de la Junta en la presa de Salce

"Delgado lleva denigrando esta obra desde que empezó"

11/01/2018 13:09 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Después de la reclamación que hace unas jornadas lanzó el grupo municipal Ciudadanos sobre la necesidad de un mayor aprovechamiento de la presa de Arauzo de Salce, el Partido Popular ha querido desmentir las declaraciones vertidas por José Ignacio Delgado.

De este modo, Máximo López, Procurador del PP en las Cortes de Castilla y León, asegura que las del integrante de la formación naranja son afirmaciones “que han generado cierta preocupación entre los agricultores de la zona. Delgado dice que esta presa está en desuso y que es una infraestructura abandonada en base a que no hay nadie pescando los domingos ni hay embarcaciones a remo, vela o pedales”. Sin embargo, considera que “si se ha hecho una inversión millonaria por parte de la Junta no es para esos empleos recreativos de fin de semana, sino para uno agrícola”.

Asimismo, López afirma que las aguas de este embalse ribereño se han empleado para luchar contra la sequía durante el último verano, salvándose las cosechas de remolacha y patata. El integrante del PP ha asegurado, además, que “justamente ayer estaba al 43% de su capacidad, algo otras presas o pantanos no tienen” y que gracias a él “se ha podido garantizar el caudal y la fauna del río Aranzuelo”.

 

Inversiones

Además, López afirma que en el mapa de infraestructuras agrarias de la provincia presentado el pasado mes de marzo ya estaba presente este embalse y la infraestructura creada en torno al río Aranzuelo. Una actuación que ha supuesto la inversión de 22 millones de euros y que tiene como objetivo transformar 1.500 hectáreas de terrenos en zona de regadío.

De este modo, se trata de un pantano que beneficia, fundamentalmente, a Hontoria de Valdearados, Quemada y Zazuar. Sin embargo, estas dos últimas poblaciones no pueden formar parte de “este gran proyecto y apuesta de la Junta por fijar población” debido a que deben hacer frente a una reconcentración parcelaria -la que poseen se efectuó hace cuarenta décadas, tal y como asegura López, y no se corresponde con los criterios exigidos en la actualidad-. “La Junta ha hecho todo lo posible para que estén presentes pero la gran parte de los propietarios de la zona no tienen voluntad de enfrentarse a esta segunda concentración”.

 

 

“Es importante destacar el ahorro energético que va a suponer este embalse, donde el agua entra por gravedad y se riega por presión, algo que no ocurre en la mayoría de las presas”, añade el procurador popular.  

 

Guerra del agua

“Delgado lleva denigrando esta obra desde que empezó, cuando era alcalde de Caleruega”, explica Máximo López, quien encuentra explicación en el hecho de que “el agua baja por su lugar natural, el río Aranzuelo, y del arroyo Sinovas. Y Delgado dice que, como no se ha usado lo suficiente, existe la posibilidad de entubarlo en la cabecera hacia el río Bañuelos. Algo que traería como consecuencia la posibilidad de regar terrenos de Caleruega”. “Nosotros no vamos a entrar en una guerra del agua entre pueblos. La presa está enclavaba dentro del Aranzuelo y no tiene sentido plantear otro tipo de alternativas o trasvases”, apostilla López.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.