Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Naturaleza y vino para atraer al enoturista a la Ruta Ribera

Se potenciarán las actividades al aire libre y se pondrá en valor el catálogo de árboles singulares

11/06/2020 7:30 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El catálogo de árboles singulares, los paseos entre cepas, las rutas en bicicleta por los viñedos, la puesta en valor de las zonas naturales en el entorno del río Duero y de otros parajes de gran riqueza paisajística como el Parque Natural de las hoces del Riaza. Esos serán algunos de los reclamos que pondrá en valor la Ruta del Vino Ribera del Duero en la denominada ‘nueva normalidad’.  El enoturismo afronta una época diferente donde tirará de sus fortalezas para reinventarse, sin perder su eje principal la cultura del vino.

El producto turístico, el segundo más visitado de España, ha tenido que cambiar sus planes de promoción por la crisis sanitaria de la covid-19. De esta manera, ha dejado de momento de lado su campaña de promoción nacional e internacional para desarrollar un plan de contingencia ajustado a la realidad presente. A partir de ahora, según el presidente de la Ruta Ribera, Miguel Ángel Gayubo, la idea es centrarse en el turismo más cercano.  “Nos promocionaremos aquí en Castilla y León y en Madrid, especialmente. Haciendo hincapié en la naturaleza y la sostenibilidad”. A través de esta estrategia se relanzará “la naturaleza, sin masificaciones, y también apostando por el turismo familiar”.

Las bodegas también trabajarán con grupos reducidos y extremando las precauciones; al igual que el resto de los adheridos que incluyen restaurantes, hoteles, alojamientos rurales, museos, vinotecas, empresas de ecoturismo... Una de esas apuestas de la Ruta en la vuelta a la actividad será el catálogo de árboles singulares lanzado hace unos meses, que ha permitido seleccionar 78 ejemplares. “Estamos a expensas de lo que marque las autoridades sanitarias sobre aforos y plazos para empezar a funcionar, dicen que es una época de oportunidades para el enoturismo, pero tenemos que hacer las cosas bien”, insiste Gayubo. En esta línea, insiste en que el reto tiene que ser el de siempre, “anteponer la calidad”.

Los amantes del vino han situado a Ribera del Duero como el segundo recorrido más visitado en España, con casi 390.000 viajeros en 2019, solo superado por la Ruta del Vino y Brandy Marco de Jerez. El itinerario ribereño recibió a siete de cada diez enoturistas que visitaron Castilla y León el año pasado. Con más de 220 servicios, 60 Ayuntamientos y una extensión territorial que abarca cuatro provincias (Burgos, Valladolid, Soria y Segovia); la oferta ha experimentado un crecimiento ascendente desde su certificación a finales de 2010, que se ha visto frenado por la crisis sanitaria. En cualquier caso, a pesar de ser un año complicado, se afronta el reto con ganas y expectativas.

 
2 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   opino 11/06/2020 15:15:04
 
Los que somos de pueblo, ya apreciamos nuestra naturaleza desde siempre, sin ningún tipo de promoción turística.
Me parece bien, que aquellos que viven en grandes ciudades, tengan circuitos de turismo de naturaleza. Ahora esperemos que la aprecien y no lo confundan con parques temáticos. Y que no tiren basura, que esto no lo tengo yo tan claro.
Y ya de paso que se lleven una botella de vino.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   Yoaran 11/06/2020 23:24:56
 
Se les llena la boca con la España vaciada los pueblos pero poco les bajan los impuestos y y arreglan carreteras que parecen caminos.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.