Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Partimos de un proyecto fuerte y con una marca reconocida, lo que sin duda nos va a beneficiar a la hora de volver a la normalidad"

Hablamos con Miguel Ángel Gayubo del presente y del futuro del sector enoturístico

26/04/2020 8:16 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El sector turístico será sin duda uno de los que se vean más perjudicados con la crisis sanitaria que estamos viviendo. Convencido de que la unión hace la fuerza y de que hay que sacar de esta situación el lado más positivo para buscar fortalezas hablamos con Miguel Ángel Gayubo, presidente del Consorcio de la Ruta del Vino Ribera del Duero, y nos demuestra, una vez más, su convencimiento de que los ribereños saldremos de esta más sabios y con miras de futuro.

-Durante este periodo tan difícil, ¿hacia dónde van encaminados los esfuerzos de Ruta del Vino? Porque vosotros seguís ahí…

-Estamos trabajando desde el minuto uno buscando fórmulas para ayudar a nuestros adheridos y plantear la estrategia de promoción que la Ruta llevará a cabo una vez superemos esta situación. Como Ruta del Vino, nuestro papel se centra en materia de ayudas económicas y refuerzo de la promoción turística. Estamos reuniéndonos semanalmente con la Dirección General de Turismo de Castilla y León mediante videoconferencia, porque el modelo de Rutas es pieza estratégica para el turismo de la región y, es por ello, que los técnicos ahora están volcados con estas reuniones y trabajando en los planes de choque, con la complejidad que supone trabajar con la incertidumbre de la situación actual.

-¿Os llegan muestras de desánimo de vuestros asociados?

-Es más un sentimiento de preocupación ante la incertidumbre de cuándo van a poder volver a abrir sus establecimientos y qué medidas van a tener que adoptar.

-¿Qué se le puede decir al propietario de una casa rural, de un restaurante o de una bodega que ve lo que se avecina?

-Que no duden de que organismos como la Ruta del Vino van a estar ahí para apoyarlos en todo lo que podamos y más. Esto va a suponer un profundo cambio en el modelo turístico que conocíamos y es un camino que no debemos recorrer solos, por ello el asociacionismo es un elemento indispensable.

-¿Creéis que la crisis va a repercutir en el turismo de la Ruta o puede ser que se vea reforzada de algún modo?

-Evidentemente todo el sector turístico a nivel mundial se va a ver resentido y la Ruta no va a ser diferente. Bien es cierto que partimos de un proyecto fuerte y con una marca reconocida, lo que sin duda nos va a beneficiar a la hora de volver a la normalidad. Pero, insisto, de esta situación saldremos todos juntos y, mientras tanto, lo que tenemos que hacer es preparar al destino para el día después.

-Son varias las iniciativas solidarias por parte de asociaciones, establecimientos y empresas. ¿Es solidaria la Ribera del Duero?

-Solo hay que ver cómo los ribereños se han movilizado para afirmar nuestro carácter solidario. Esto no se debe solo a la crisis sino a vivir en una zona rural, en la que todos nos apoyamos siempre porque muchas veces estamos solos ante determinados retos. Y si hablamos del sector turístico, es un sector resiliente por naturaleza y que trabaja en red, por ello me emociona ver cómo el sector se ha volcado con la sociedad en un momento tan delicado para sus negocios, devolviendo con estos gestos todo lo que el turismo nos ha dado tiempo atrás. Aprovecho para enviarles mi enhorabuena y admiración.

- Hacia dónde tiene que ir encaminado el trabajo de los proyectos. ¿Quizás a la promoción?

-Indudablemente. Además, hemos hecho un sondeo a los propios empresarios y más del 50% han manifestado que sus intereses se centran en la promoción turística del destino y también en la formación enfocada al comercio electrónico.

-¿De qué manera podemos ayudar los ciudadanos para lograr que una vez terminado esto la economía no se estanque?

-Haciendo turismo en nuestra propia tierra, siendo embajadores y recomendando a nuestros familiares y amigos que este año vengan a la Ribera del Duero. Tenemos la suerte de tener una comarca grande y diversa. Puede ser una oportunidad muy buena para sensibilizarnos como población, que los ribereños vallisoletanos conozcan los atractivos de la parte soriana, que los burgaleses nos acerquemos a los pueblos ribereños de Segovia y viceversa.

-¿Crees que el asociacionismo nos hará más fuertes?

-Siempre he sido un firme defensor del asociacionismo, más aún si cabe en tiempos de crisis que es cuando las entidades debemos demostrar nuestra fortaleza. El Consorcio de la Ruta del Vino es una entidad sólida y reconocida, que debe su trayectoria al trabajo de cooperación que ha desempeñado desde su creación.

-¿Qué podemos sacar de positivo con esta crisis?

-Nos debe servir a todos para reflexionar sobre el modelo turístico y tener siempre una alternativa ante los imprevistos. La unidad social que estamos viviendo es el motor que nos sacará de ésta y yo espero que perdure como un valor indispensable que no se diluya cuando podamos decir que la crisis es cosa del pasado. También es tiempo de prepararse, de formarse y capacitarse en campos que teníamos pendientes y en este sentido nos consta que nuestros adheridos están aprovechando multitud de recursos formativos que estos días circulan por la red. También creo que podemos sacar una lectura positiva hacia el protagonismo del mundo rural, como entorno seguro y cercano, lo que sin duda nos ayudará para mantener a la Ribera del Duero como destino turístico.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.