Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Permisos medioambientales para cinco proyectos ribereños

Una instalación de residuos en Milagros y cuatro captaciones de agua para uso agrícola

05/01/2022 12:14 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ha otorgado  un total de cinco permisos de impacto ambiental para la comarca de la Ribera del Duero. Una de ellas es para una instalación industrial en la localidad de Milagros y las otras cuatro se refieren a nuevas captaciones de agua para labores agrícolas en Aranda, Terradillos de Esgueva y Nava de Roa

Comenzando por la instalación industrial de Milagros, el proyecto tiene como objetivo contar con un espacio destinado a la gestión de residuos. Se hará mediante la reconversión de una instalación de tres naves destinadas a almacenamiento y gestión de materiales de construcción en tres parcelas catastrales del polígono de Milagros. La nueva actividad estará destinada a la recepción, tratamiento y almacenamiento temporal de residuos.

Los materiales que se proyecta gestionar se basan en residuos de carácter no peligroso como materiales metálicos férreos y no férreos, cartón, papel o plástico, entre otros. Del mismo modo se plantea tratar algunos residuos de carácter peligroso como baterías usadas, equipos eléctricos y electrónicos, o envases contaminados entre otros.

La capacidad de esta planta será de 18.600 toneladas de tratamiento anuales y de un almacenamiento máximo de 860 toneladas. Todo ello en una parcela que contará con 81.550 metros cuadrados, a lo que se suman las tres naves ya construidas que ocupan 1.835 m2.

 

Captaciones de agua

En Aranda de Duero se han solicitado dos proyectos de sondeo para la captación de aguas subterráneas. Uno de ellos de hasta 160 metros de profundidad para extraer el agua necesaria para el riego agrícola de una extensión de 2,2309 hectáreas.

El segundo, también en Aranda, tendrá la misma profundidad y su objetivo es poder regar un viñedo que ocupa un total de 3,3939 hectáreas.

Una captación de aguas en Terradillos de Esgueva también obtiene el permiso de la Junta para el riego de encinas truferas y nogales. En este caso la profundidad será de hasta 150 metros y la extensión del terreno a regar será de 4,5440 hectáreas.

Por último, una bodega de Nava de Roa logra el impacto ambiental para otro sondeo de unos 350 metros de profundidad. Con ello se pretende cambiar el sondeo actual situado a unos 8 metros de distancia del nuevo para captar más agua, con el objetivo de regar por goteo una superficie de 41,371 hectáreas.

 

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.