Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Piden la vacunación de las familias de los niños con necesidades especiales

La Junta se niega a incluirlos en la estrategia de inmunización planteada a nivel regional

24/04/2021 8:00 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

A pesar de pedir por escrito la inclusión de los familiares y a la vez principales cuidadores de los niños con necesidades especiales en la estrategia de vacunación regional,  la Junta ha rechazado esta posibilidad. Alea, la asociación para la atención de necesidades especiales en menores e incapacitados de Aranda de Duero, remitía el pasado 18 de marzo, un escrito a la Dirección General de Salud Pública, por la preocupación de este colectivo excluido de los actuales planes de vacunación de la Junta.

Pocos días después, según detalla la asociación, se recibió la respuesta de la Directora General de Salud Pública, Carmen Pacheco, quien trasladó que los cuidadores no profesionales están excluidos del grupo 4 y se vacunarán como el resto de la población,  cuando llegue su turno por edad. El argumento esgrimido por la Administración Regional es que así figura en la Estrategia Nacional de Vacunación frente a la covid aprobada por el Consejo Interterritorial. La Junta en su escrito apela a “la confianza en la Estrategia y a la solidaridad y entender que en el contexto epidemiológico actual todos los esfuerzos deben centrarse en aquellos que pueden ver más afectada su salud, o incluso, perder la vida por contraer el virus y desarrollar la enfermedad.” Sin embargo, la asociación desvela que comunidades autónomas como País Vasco, Aragón, Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha, Baleares y Asturias, sí están vacunando a padres y madres en esa situación. Además, inciden en que el criterio está respaldado por la Asociación Española de Pediatría

Desde Alea denuncian, a traves de un comunicado, que “se nos pide solidaridad, cuando la solidaridad es por definición algo voluntario y nuestro colectivo no está dispuesto a arriesgar solidariamente la vida de nuestros hijos e hijas". Por otro lado, inciden en que los progenitores “somos los principales cuidadores de estos niños y niñas y existe un alto riesgo para ellos si nosotros enfermamos, ya que los cuidados que reciben por nuestra parte son muy específicos. Se podría dar la paradoja de que nuestros hijos tuvieran que ingresar en una Unidad Cuidados Intensivos, incluso no estando enfermos si sus padres no podemos atenderles adecuadamente por estar infectados con la covid-19”.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.