Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Que la Ribera se tiña de verde

Los datos de los últimos infectados indican que solo Huerta de Rey no ha sumado enfermos en la última semana

27/04/2020 14:37 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Que el mapa de la comarca de la ribera del Duero consiga teñirse de verde es el objetivo marcado que se traducirá en la eliminación de nuevos casos de coronavirus. Los datos que se aportan desde la Junta de Castilla y León indican el cálculo de la incidencia de la enfermedad en los últimos 7  y 14 días y hasta el momento es el área de Huerta de Rey el único que no cuenta con nuevos casos en la última semana.

Para la Junta de Castilla y León, tal y como se lo ha hecho saber al gobierno de España, es importante que la desescalada no se realice por comunidades ni por provincias, sino por áreas de salud. Por ello las cifras que aporta indican cuántos enfermos se han incrementado cada semana para dar la cifra total. De esta manera, las ocho localidades de la zona de Huerta son las únicas en las que no ha habido un ascenso de casos en los últimos 7 días y solo 1 en las últimas dos semanas. Por su parte, mientras que la comarca de Roa ha sumado 2 la última semana (3 en las últimas dos semanas) y Aranda Rural 11 (48 en los últimos 14 días); en lo que se refiere a Aranda de Duero el centro Norte suma 19 frente a los 17 casos que se han dado en los últimos 7 días en el centro Sur cuando si miramos catorce días atrás el incremento ha sido de 90 y 135 enfermos respectivamente.

 

Comienza el estudio de seroprevalencia

Y a partir de esta semana se pone en marcha el denominado estudio de seroprevalencia a nivel nacional que determinará estimar el porcentaje de población española que ha desarrollado anticuerpos frente al COVID-19. Para ello la atención Primaria tiene un papel relevante, ya que será en los centros de salud donde se irán citando a los participantes (60.000) para obtener las muestras. Una participación voluntaria cuya información obtenida será de enorme relevancia para la toma de decisiones de salud pública en el conjunto del Estado.

Con estas muestras se pretende evaluar de forma dinámica la evolución de la epidemia, para lo cual se realizarán varias visitas a los participantes para determinar si desarrollan anticuerpos a lo largo del periodo de estudio. A los participantes en primer lugar se les hará un test rápido de determinación de anticuerpos en sangre por inmunocromatografía, que proporciona información para saber si la persona ha estado infectada con un pinchazo en el dedo. A los que den su consentimiento se les realizará una muestra de suero mediante un pinchazo en el brazo. Gracias a estas dos pruebas, que combinan diferentes niveles de precisión, se obtendrá una estimación poblacional de la presencia de anticuerpos del virus.

Los hogares han sido seleccionados al azar. Cada uno de ellos recibirá una llamada telefónica para informar a sus residentes sobre los objetivos del estudio ENE-COVID, solicitar su consentimiento y concertar la visita domiciliaria, o la cita en el centro de salud.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.