Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

Salvando el puesto de trabajo

22 interinos tendrán que examinarse para conservar su empleo

08/05/2018 10:35 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los 22 trabajadores interinos contratados por el Ayuntamiento de Aranda deberán pasar por un proceso de oposición para salvar sus puestos de trabajo. Así lo ha dictado el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que acaba de resolver el recurso interpuesto por el sindicato UGT ante la oferta de empleo público realizada por el Ayuntamiento de Aranda.

La decisión judicial tiene dos visiones, una positiva porque da vía libre al Consistorio arandino para crear las 23 plazas que proponía, y otra negativa porque obligará a 22 empleados municipales que ya están trabajando a pasar por un examen, aprobarlo y quedar en buena posición para conservar su trabajo. Mientras que algunos trabajadores no contarán con ventajas frente a otros aspirantes, los empleados que llevan trabajando en el Ayuntamiento desde antes del año 2005 sí que tendrán algunas como un incremento de puntuaciones por haber estado trabajando en la administración local. “Lamentablemente hay muchas personas que se juntan ya con una edad considerable y vamos a analizar las situaciones de forma individualizada. Hay posibilidades de hacer procesos de consolidación para los que entraron antes de 2005 que permitan dar una serie de puntuaciones”, explica la alcaldesa de Aranda, Raquel González, añadiendo que es algo que “se va a negociar con los sindicatos” y que precisamente estos sindicatos han asegurado que “harán lo más favorable este proceso para favorecer la estabilidad en el empleo, que es muy importante”.

Entre los empleados que llevan en el Consistorio arandino desde antes de 2005 se encuentran técnicos de Obras, de Acción Social, de Cultura, de Juventud, de Secretaría, de Intervención, de Recaudación, de Gestión Tributaria y de la oficina de la Oficina Municipal de Información al Consumidor. Otros siete entraron en el Ayuntamiento después de esa fecha y no les bastará con un examen de consolidación, sino que deberán someterse a las pruebas con aquellos aspirantes que lo deseen. Se trata de los últimos contratos de enterradores, bomberos y un técnico de la oficina de Obras. “El recurso del sindicato provoca que en los próximos tres años tengamos que sacar las plazas afectadas de los funcionarios interinos, aunque sí que es cierto que desde hace muchos años ellos sabían que sus plazas dependían que en plazo de tres se tuviesen que sacar”, señala la primera edil, que pone de manifiesto que esta decisión judicial logra desbloquear el proceso de contratación municipal.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.