Se confirma la baja en el número de buitres de las Hoces del Riaza

Se teme que alguna afección esté dando lugar a un aumento de la mortalidad

16/11/2023 8:48 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Refugio de Rapaces de Montejo, Hoces del Riaza y alrededores ha sido nuevamente el punto de encuentro de más de 90 naturalistas, que prismáticos en mano han elaborado un nuevo censo de vertebrados durante el otoño. Se trata de la 41ª edición organizado por el Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza.

Aunque los resultados son provisionales, ya que el informe final tardará unos meses para agrupar lo reflejado en los informes parciales de cada participante, parece que la tendencia a la baja se confirma, con un total provisional de 919 buitres leonados censados.

Un censo que ha estado marcado por el viento, con la dificultad que supone para realizar el trabajo, teniendo en cuenta el uso de material óptico de gran alcance para no interferir en el comportamiento de la fauna y que con el viento se mueve, dificultando así la visión. A esto se suma que, con estas inclemencias, el comportamiento de las aves tampoco es el habitual pudiendo haberse refugiado en algún lugar inusual no registrado.

 

 

Aun así, la distribución de tantos naturalistas en el campo hace que pocas vicisitudes pasen desapercibidas, y se confirma lo que ya se había detectado en los últimos años, que es una tendencia a la baja, desde 2019 cuando se contabilizaron 1.483 buitres leonados. En 2020 fueron 1.200.

Además de contabilizar los buitres leonados, los naturalistas registran toda la fauna que se encuentran, sirviendo también el censo para detectar la presencia o desaparición de otras especies en la zona de estudio. Entre los avistamientos de este año, se puede destacar varias cigüeñas que parece que no tienen intención de migrar este año a África, una avoceta en el embalse, el avistamiento de algún búho chico, así como algunas especies de lepidópteros interesantes para la época del año.

 

 

 

¿Enfermedad?

Por desgracia, destacable también, es el hallazgo de varios cadáveres de buitre leonado, en diferentes puntos del área de estudio y aparentemente fallecidos en las mismas fechas, lo que hace sospechar de alguna afección que pueda dar lugar a este aumento de la mortalidad de estas grandes aves que, al tener una reproducción tan lenta, son especialmente sensibles a ello. Hay varias posibles causas, y estos hallazgos, gracias al censo realizado por el Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza, sirven para poner en alerta a los gestores del espacio natural, quedando pendientes de las necropsias realizadas.

Más allá de lo datos científicos, hay que señalar que este censo también ha estado marcado por un ambiente muy emotivo, con la organización de diversos actos para recordar y homenajear al que fuera el presidente del Fondo, el Dr. Fidel José Fernández y Fernández Arroyo, fallecido el pasado año.

Entre ellos se inauguró un monumento con si figura, sentada en el suelo con su telescopio, con su inseparable libreta y la imagen de un buitre leonado. Se asienta ya en las orillas del río Riaza, en los jardines de la Casa del Parque Natural.

 

 

Imágenes: @ Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza.

 

NOTICIAS RELACIONADAS
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.