Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Tres medallas de plata para el reserva 2006 de Silencio de Valdiruela

01/07/2011 12:42 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir


El vino Silencio de Valdiruela Reserva 2006, elaborado por Bodegas Castillo de Gumiel, de Aranda, ha obtenido tres medallas de plata en otros tantos concursos internacionales celebrados en los últimos meses.
 
Uno de los galardones se ha obtenido en el concurso Vinalies Internacionales, organizado por la Union des OEnologues de France, entre más de 3.500 vinos procedentes de todas las regiones del mundo.
 
Otra de las distinciones se ha conseguido en el Concours Mondial de Bruxelles, uno de los certámenes más prestigiosos del sector. Creado en la capital europea en 1994. En esta edición, celebrada en Luxemburgo, han participado cerca de 7.000 caldos procedentes de la casi totalidad de países productores de vino.
 
En Burdeos, por último, en el Challenge International du vin se ha obtenido una nueva medalla en una edición en la que se presentaron alrededor de 4.600 vinos de más de 35 países distintos. Más de 700 profesionales participaron en los diferentes jurados que otorgaron las medallas a los finalistas. En este mismo concurso se obtuvo otra medalla de plata por el Silencio de Valdiruela Crianza 2007.
 
Estos reconocimientos se suman a las otras medallas, tanto de oro como de plata, conseguidas por los vinos de Bodegas Castillo de Gumiel en los diferentes certámenes internacionales desde el año 2006.
 
El vino Silencio de Valdiruela Reserva 2006 está elaborada con uva tinta del país procedente de los viñedos que la bodega posee en los términos de Gumiel de Mercado y La Aguilera. Ha sido envejecido durante 36 meses entre barricas de roble americano y francés, con secado natural y diferente grado de tostado, y botella.
 
Es un vino de color rojo cereza de capa media alta con ribetes teja y ladrillo. Elegante y armonioso en nariz, donde resaltan en un primer momento aromas de cerezas, pasas y pizarra, para dar paso a notas más especiadas, vainilla y clavo, provenientes de su estancia en barrica. En boca la primera, sensación es aterciopelada que anticipa su suave, prolongada y redondeada estructura tánica. El retrogusto es persistente y agradable con matices de frutas rojas, café y vainilla.
 
La producción es de 12.000 botellas y su precio es inferior a 20 euros.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS