Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Cultura

Delso: "Soy ceramista, profesor… aprendiz de mucho y maestro de nada; pero empresario, nunca"

Conversamos este domingo con el director del museo de cerámica

30/09/2018 9:26 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Miguel Martínez Delso es el director de la Escuela de Cerámica municipal desde hace más de 20 años. También es el responsable de uno de los museos más escondidos pero más maravillosos de Aranda, el de Cerámica. A sus exposiciones permanentes se unen propuestas artísticas y culturales puntuales que no podemos dejar pasar por alto porque no nos dejan indiferentes. Con él hemos querido charlar este domingo.

-No sé muy bien cómo describirte ¿Ceramista, profesor, empresario…?

- Soy ceramista, profesor… aprendiz de mucho y maestro de nada; pero empresario, nunca.

-Comencemos con tu faceta de profesor, ¿existe interés en Aranda por el mundo de la alfarería y la cerámica o es algo que se va perdiendo? ¿Cuántos alumnos tienes?

- Por los cursos de cerámica pasan más de doscientos alumnos a lo largo del año; y no hay más porque la Escuela es reducida y el tiempo finito. Esos datos responden por si mismos a la pregunta y nos proyecta una imagen de los arandinos interesados en la cerámica, en nuestra cultura y en nuestro patrimonio.

-Pero en la escuela no hay solo cerámica…

-La cerámica fue el germen y el motor de lo que hoy es no solo la Escuela, sino también el propio Museo. Todos los que formamos este proyecto le debemos mucho a la cerámica; tal ha sido su fuerza que nos ha engrandecido y nos ha proyectado al exterior. Así, fueron surgiendo otros talleres que han dado forma, variedad  y estabilidad a la Escuela.

-¿Y el museo? Bello edificio por fuera y por dentro, pero ¿es visitado?

-Es un referente a nivel local, regional y me atrevo casi a decir que nacional. No solo se visita sino que se consulta y se “copia” el estilo, el modelo y la manera de gestionarlo.

-¿Quiénes lo visitan más, los de la casa (arandinos) o los de fuera?

- Está muy equilibrado; yo diría que la diferencia no radica en  el número de visitantes, sino en las fechas en que se visita y que no coinciden las de los locales con las de los foráneos.

-¿Cómo va la negociación de esas 35 piezas centenarias de un coleccionista catalán? ¿Las podremos ver en Aranda?

- Va… esas piezas tarde o temprano formarán parte del patrimonio arandino.

-Vayamos al Delso artista. ‘A través de la ventana’ es un conjunto de obras donde la geometría y las líneas rectas son protagonistas. ¿Quizás porque a través de esas oquedades lineales se vislumbra mejor lo que está más allá de la ventana?

-La geometría, la repetición, las formas fractales… son mi debilidad y mi inspiración. Me abren nuevas vías y sí, eso es lo que a lo mejor me da una visión más amplia del mundo.

-Te mueves bien en el arte urbano. En Aranda lo vemos por ejemplo con la obra dedicada a Isabel la Católica situada junto a Santa María. Después de tantos años ahí ¿te sigue gustando cuando pasas?

- Me gusta mucho el entorno y me emociona que una pieza mía esté acompañada de la OBRA DE ARTE con mayúsculas. Creo que es una obra que resiste el paso del tiempo, que sigue siendo actual y ojalá tenga la misma trayectoria vital que la iglesia de Santa María.

-Dentro de tu faceta artística conocemos muchas de tus obras porque se convierten en trofeos para concursos realizados desde el Ayuntamiento. ¿Te gusta que un pedacito de ti esté en las casas de la gente?

- Claro que me gusta; pero sobre todo me gusta más la gente que viene a agradecerme que ese premio le haya dado la posibilidad de tener una pieza que le encanta y que la ha colocado en un lugar especial de su casa para contemplarla más a menudo.

-¿Crees que hay interés por el arte en Aranda?

-Hay gente interesada por el arte y gente que le hemos interesado por el arte. Seguiremos trabajando para unir más amigos a este club.

-Y cuando no “artisteas”, cuando no das clases, cuando no se ocupas del museo… ¿a qué te dedicas?

- Me relajo en la naturaleza, me relajo en una buena conversación, me relajo con un café…  pero nunca abandono el Delso que soy; soy indisoluble a la escuela, al museo, a mis alumnos, a mis obras… y al final todo me conduce a ello.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.