Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Diálogo entre creación contemporánea y alfarería

Tres artistas arandinos participan en el proyecto ‘Re_hacer'

27/09/2021 12:35 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Obra de Julián Valle. / Néxodos

 

 

Alejandro Martínez Parra, José Ignacio Gil y Julián Valle son los tres artistas arandinos que participan en la última propuesta del colectivo Néxodos. Lo han denominado proyecto Re_hacer y pretende ser un diálogo entre creación contemporánea y alfarería.

Ha sido este sábado cuando se ha inaugurado en la localidad de Portillo (Valladolid) esta exposición en el que los arandinos participan junto con otros 17 artistas: Ana Pérez Pereda, Bettina Geisselmann, Carlos Sanz Aldea, Cristina Zelich, David Duyos, David Herguedas, Félix Sanz, Javier Ayarza, Javier R. Casado, Julio Mediavilla, Marcos Isamat, Marta Almudí, Montserrat Gómez-Osuna, Nacho Román, Natalia Suárez, Tania Blanco y Virginia López. También cuenta con la participación de los seis alfares de la localidad vallisoletana.

 

Obra de Alejandro Martínez Parra./ Néxodos

 

Estos veinte artistas contemporáneos, de diferentes disciplinas y generaciones, forman parte del proyecto expositivo resultado del diálogo establecido con los alfareros de seis talleres en activo que mantienen este oficio de tradición secular. Se podrá visitar hasta este domingo 3 de octubre. Además, se organizan visitas guiadas por las alfarerías de la localidad.

El proyecto está organizado por el colectivo Néxodos, la Asociación de Alfareros de Portillo y el Centro de Artesanía de Castilla y León, con la colaboración de la Diputación de Valladolid, el Ayuntamiento de Portillo y la Federación de Artesanos de Castilla y León.

 “Entendemos que la pertinencia de modelos de fabricación artesanales cobra sentido desde una perspectiva actual, dentro de una economía sensible a la escasez de recursos y al medio ambiente”, explica Bettina Geisselmann, coordinadora del proyecto.

En este sentido, la tradición alfarera -actualmente en riesgo de desaparición en Portillo por falta de relevo generacional-, resintoniza con la producción sostenible y de proximidad, por la procedencia y durabilidad de los materiales.

Tras una labor inicial de documentación sobre la huella pasada y presente del oficio alfarero en la localidad vallisoletana, se propuso un diálogo entre 20 artistas de diferentes disciplinas y generaciones con los artesanos en activo. El proceso seguido da lugar a un itinerario expositivo con obras creadas específicamente para los alfares. Instalaciones, fotografía, escultura, arte sonoro, pintura, dibujo y cerámica ocupan los espacios de trabajo conviviendo con la actividad ordinaria de los alfares.

 

Obra de José Ignacio Gil./ Néxodos

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.