Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"En la exposición trato de enseñar el abanico de posibilidades que hay en pintura"

El artista y profesor de pintura Daniel Manfredi nos adentra en la muestra que se puede visitar en Caja de Burgos

24/01/2021 7:48 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Es franco-italiano, padre italiano y madre francesa, pero lleva 24 años afincado en Aranda de Duero tras estudiar artes plásticas en Estrasburgo, y es en la capital ribereña donde ha creado su propia familia. Daniel Manfredi es profesor de pintura desde hace dos décadas en la Escuela municipal de Cerámica y en estos momentos expone su obra en la sala de la Fundación Caja de Burgos, que se puede visitar hasta el próximo 30 de enero.

Con él nos sentamos este domingo.

-¿Qué tipo de pinturas has elegido para esta exposición?

-Son muy variadas. Desde las realistas, -no hiperrealista porque a mí no me gusta-, hasta la total abstracción. Porque lo que busco es investigar, plantearme problemáticas y encontrar soluciones. Me gusta investigar, descubrir y encontrar nuevos estilos si es posible. Es difícil, pero teniendo una cultura de la historia del arte siempre tienes suficientes referencias en la cabeza para llegar a un objeto plástico de calidad aceptable.

-¿Son obras actuales?

- La mayoría son de las obras son recientes de dos años para acá, aunque un par de obras que son un poco más antiguas. Entiendo que no tiene sentido exponer hoy unas obras de arte de hace 20 años, pero que es bueno siempre incorporar alguna del pasado para ver el recorrido del artista y su evolución. Por ejemplo, yo ahora igual soy un poco menos colorido, porque aunque siempre me ha gustado el color, estoy tendiendo más bien a una paleta reducida.

-¿Has pintado durante el confinamiento? ¿Has notado un cambio en tus obras en ese tiempo?

-Sí. En la exposición hay un autorretrato hecho durante ese periodo y se nota que es una pintura un poco más violenta, con muchos ojos y acercándome un poco a un aspecto más expresionista y más impactante. También en marzo del año pasado falleció en Italia mi padre y no pude ir a despedirme precisamente por el confinamiento. En cuanto abrieron las fronteras me fui para allá para estar con mi madre. Y de ella tengo un retrato que hice y que también está expuesto.

-No eres muy asiduo a exposiciones…

-No, he expuesto algunas veces en algunos bares pero nunca en una sala, y no es por falta de cuadros, sino porque no es algo que se me había ocurrido hasta que no  hicimos una muestra con la Escuela de cerámica.

-¿Pintas para vender?

-En realidad esta exposición la hago más desde el punto de vista de profesor, porque trato de enseñar el abanico de posibilidades que hay en pintura, teniendo en cuenta lo que me gusta a mí cambiar de estilos. Luego si se puede vender, se vende, pero siempre digo que las obras soy yogures, no caducan nunca y las puedo vender ahora, dentro de unos años, o mis nietos… no tengo ningún problema ni ninguna prisa.

-Tu nombre suena a concursos de pintura rápida porque has ganado algunos…

-Bueno, en realidad solo llevo cuatro años participando y dos en Aranda. Empecé porque un amigo acuarelista me metió en esto. Me gustan los concursos que son al aire libre, y en ellos he probado cosas nuevas.  Si normalmente para pintar usas el pincel, me dio por pintar con un tipo de tarjeta de crédito flexible y con pintura de bote. Resultó muy bien porque gané varios concursos con esta técnica, que surgió una vez más tras investigar, probar y encontrar un estilo que estéticamente puede gustar y de calidad aceptable, porque si no no lo haría.

 

 

-¿Te gusta tu faceta de profesor?

-Mucho, porque aprendo  con los alumnos y me aportan gran satisfacción. Va en mi carácter, cambiar continuamente, no ser repetitivo y esto porque me permite enseñar a los alumnos varias posibilidades y abrir puertas, porque hay muchísimos movimientos, estilos posibles…, que se han hecho o que no se han hecho todavía, y eso es lo que me gusta. Mis alumnos no pueden copiar ningún cuadro, lo tienen prohibido. Todo tiene que ser original. Porque para mí la originalidad es el pilar de una obra plástica. Puedes inspirarte, eso sí, pero no copiar porque además no sería una copia del original sino de la reproducción de un libro. Y porque hay que buscar y aprender a componer, otro pilar de la pintura. Si coges algo con la composición hecha quitas el 50% del trabajo, y eso sería enseñar la mitad.

-¿Dónde sueles pintar?

-Suelo hacerlo delante de los alumnos. Voy antes de la clase, hay alumnos que vienen a verme y es una buena manera de aprender. También pinto en mi despacho donde doy clases de francés y de italiano.

-¿Crees que Aranda de Duero es un lugar con arte?

-Sí. Podría tener más pero sí que lo es. Tenemos muchos artistas y yo veo que muchos alumnos tienen muchísimas posibilidades, solo que hay que guiarles  un poco y hacerles descubrir caminos que normalmente en las escuelas no se suelen enseñar. Necesitan hacer algo más atrevido y a veces incomprensible por mucha gente para descubrir que pueden ser buenos pintores. Hay un buen caldo, con personas con muchas posibilidades, y un gran interés tanto niños como adultos. Y da gusto trabajar con ellos.

-¿Y hay interés de las personas por ver ese arte?

-También. Las exposiciones tienen muchos visitantes y es muy larga lista de espera para  exponer, de dos y tres años.  Es importante porque por un lado está la creación, pero por otro la necesidad de enseñar lo que haces. Porque está Internet, sí, pero una obra plástica que no sea vídeo es imposible verla porque a veces es pintura volumen, que se puede tocar o mirar qué hay detrás, incluso interactivas. Es necesario poder ver las obras delante.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.