Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Hago música que escucharías cuando estás triste y necesitas algo que te haga sacar esa tristeza fuera"

Hoy conversamos con el joven músico arandino Disson

08/05/2022 7:44 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Álvar Alonso, conocido musicalmente bajo el sobrenombre de Disson, es arandino. Tiene 25 años y tras pasar por el colegio Dominicas y el instituto Vela Zanetti se mudó a Valladolid para estudiar el grado en Ingeniería de Telecomunicaciones que está finalizando. Acaba de ver la luz su primer LP en solitario, 'Far From You', y aquí estamos con él, interesados por su trabajo y su música.

- ¿Qué se siente al conseguir que vea la luz tu primer LP?

- Una gran liberación. Se trata de un proyecto en el que llevo trabajando los últimos dos años, entre otros proyectos paralelos, y por fin puedo mostrarlo.

- 'Far From You' es un LP de 7 cortes. ¿Has tenido que descartar canciones para tu primer trabajo?

- Mi idea original era que fueran 10 canciones las que formasen el LP, para que fuese algo redondo, pero como ha sido un proyecto que se ha prolongado mucho en el tiempo, ha habido canciones que he ido descartando porque no entraban dentro de la temática, ya no me gustaban o ya no les veía sentido dentro del trabajo.

- ¿Qué fue lo que te influyó para dedicarte a la música?

- De pequeño, mis padres me ponían música disco de los 80s y eso hizo que con 14 años me comprase mi primera controladora para pinchar música y diese mis primeros pasos como DJ. Pero luego esta idea no cuajó por diferentes motivos, aunque sí que he estado pinchando en algún evento, como por ejemplo, en el último Sonorama en el stand de la marca arandina ‘Hüeso’, ya que me sigue gustando mucho pinchar música, aunque no esté tan enfocado en ello. Pero lo que más me influyó para dedicar tiempo a la música fue rodearme de gente que compartiese mis mismos gustos musicales y mismas inquietudes. Esto hizo que un día, mis mejores amigos y yo, formáramos nuestro propio colectivo para hacer nuestra propia música.

- ¿Cómo la definirías?

- Si tuviese que elegir un género musical para definirlo sería el de ‘R&B Contemporáneo’. Es un género que está encabezado por artistas como The Weeknd, Khalid o Post Malone. Es la típica música que escucharías cuando estás triste y necesitas escuchar algo que te haga sacar esa tristeza fuera. Es la música que podrías escuchar un domingo por la noche metido en la cama y acordándote de aquello que añoras y ya no puedes tener.

- Hablas de que tus amigos y tú formasteis un colectivo, háblanos de él

- En 2018, junto a mis mejores amigos, Alqudio y M. Brownie, formamos el colectivo ‘Uruphô’. Lo creamos para lanzar nuestra música bajo un mismo nombre. Cada uno tiene su carrera musical independiente, pero la mayoría del tiempo hacemos música juntos y toda la música que editamos nosotros la lanzamos bajo el sello ‘Uruphô’. Es nuestra marca de identidad.

 

 

- ¿Para quién escribes las canciones? Porque el sufrimiento se palpa en las letras…

- La mayoría de las canciones son vivencias y sentimientos que he tenido estos últimos dos años. No van para ninguna persona en concreto. En todo caso, son letras para mí, para acordarme de que eso que sentí, ya ha pasado. Aunque a veces puede ser un arma de doble filo…

- Planteas un viaje desde la desesperación a la liberación con el paso de las canciones como si de una película se tratase. ¿Las composiciones han seguido esa trayectoria?

- Las canciones no se hicieron en el orden que las muestro. Tenía una idea clara de las temáticas que quería tratar en el álbum y fui componiéndolas, junto a las personas que aparecen en este, basándonos en un sentimiento principal para cada canción. De hecho, las últimas canciones que han sido compuestas fueron la primera y la última. La primera te introduce en la atmósfera del LP y te deja entrever de que va a tratar, y la última es un giro completo para cerrar la página del álbum y escribir otra historia.

- ¿Dónde compones?

- El 99% en mi habitación. Es donde se ha compuesto la mayoría del álbum. La otra parte ha sido en el cuarto de mi compañero de piso (M. Brownie), ya que él ha participado como co-escritor en 5 de las 7 canciones.

- Me dicen que todo el trabajo es tuyo, que no has pasado por estudio de grabación…

- Todo el álbum ha sido grabado y editado en el cuarto de mi habitación.

- Pero el sonido es muy profesional ¿grandes medios, grandes conocimientos o de todo un poco?

- Yo diría que grandes errores (ríe). Hace 4 años que salió mi primera canción, pero antes de eso, hubo mucho ensayo y error hasta que, junto a mi colectivo, encontramos el sonido que queríamos. Con esto me refiero a género y calidad musical. A lo largo de estos años hemos ido puliéndolo y adquiriendo nuevos conocimientos y siendo conscientes del sonido que queremos lograr.

 

 

- ¿Tienes pensado dar algún concierto o gira para llevar el disco a un formato en directo?

- La verdad que no tengo pensado dar ninguna gira ni nada, porque actualmente dispongo de poco tiempo, pero sí me gustaría hacer una presentación del disco en directo. En el caso de tener la oportunidad de hacerlo, sí que me gustaría prepararlo bien, ya que nunca he tocado en directo y es algo que si lo hago es para estar 100% seguro de todo lo que voy a hacer.

- Hablemos de tiempo. ¿Cuánto te ha llevado llegar a este momento, con un álbum en el bolsillo?

- Dos largos años (ríe). Ha sido un proyecto al que le he podido dedicar el 100% del tiempo los últimos 6 meses. Antes de eso, sólo había ideas y demos de canciones, ya que le dedicaba el tiempo justo. Hacer un LP era algo que sólo tenía en mente, y como tenía otros proyectos en paralelo, no le podía dedicar todo el tiempo que quería.

- Es el primer LP que lanzas en solitario, pero ha habido un antes…

- Antes de este trabajo he lanzado singles en colaboración con diversos artistas y con los artistas de mi colectivo. Además, en 2020 lancé mi primer LP colaborativo junto a M. Brownie, titulado ’15 Días’ a través de nuestro sello Uruphô.

- Dicen que es muy complicado vivir de la música y que hay que combinarlo con otros trabajos. Me imagino que será tu caso…

- Sí. Actualmente la música es un plan B al que le estoy dedicando bastante tiempo, pero no más que al plan A, que es ser Ingeniero de Telecomunicaciones. Actualmente estoy compaginándolo, trabajando para una empresa de automóviles en el departamento de ingeniería.

- ¿Te has planteado regresar a tu tierra?

- Es algo que no me he llegado a plantear. Vivo en Valladolid y eso significa que estoy a hora y poco de Aranda.  Suelo volver de vez en cuando para reunirme con mi familia y amigos, pero si llegase a vivir de la música, viviría en Madrid o Barcelona, ya que la mayoría de los artistas viven allí y sería mucho más fácil realizar conexiones.

- ¿Cuáles son tus ambiciones musicales?

- Mi mayor ambición es no perder nunca la inspiración y poder seguir haciendo música durante muchos años más. Ahora bien, estaría muy bien que esta ambición fuera acompañada de una estabilidad económica. Pero me gustaría llegar al punto en el que no tengo que dar la cara para poder vivir de la música, si no que me gustaría trabajar al 100% en el estudio produciendo para diferentes artistas. Siempre con la posibilidad de lanzar alguna canción bajo mi nombre artístico, pero no sería lo primordial.

- ¿Qué otras aficiones tienes?

- Me gusta mucho practicar atletismo en la especialidad de velocidad. Inicié mis pasos como velocista en el club arandino ‘Condado de Haza’ y seguí practicándolo cuando me vine a Valladolid. Es uno de esos hobbies que, junto a la música, me permite desconectar del mundo exterior.

- ¿Te ha influenciado Sonorama?

- Llevo asistiendo al Sonorama desde que era adolescente. Siempre me gustaba ir de madrugada porque era cuando había sesiones de DJ o el sonido era más electrónico. Cuando iba a este festival, los “sonorámicos” me definían la música Indie como “música independiente”, música de grupos que se auto editaban sus propios discos sin necesidad de una discográfica, así que podría decirse que yo también hago música Indie (salvando las distancias). Aparte de esto, me encantaría poder llevar algún día mi música a algún escenario del Sonorama, ya que pienso que no hay mejor lugar dónde enseñar tu propia música que en tu ciudad natal.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.