Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Cultura

La Cabaña Real de Carreteros llega hasta la Ribera con sus bueyes

La XVIII Ruta Carreteril finaliza mañana en Fuentespina

22/09/2017 9:24 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los caminos de la comarca tienen estos días unos visitantes muy especiales. Una procesión de carretas tiradas por bueyes y vacas serranas está atravesando la Ribera desde el pasado miércoles, la Cabaña Real de Carreteros.

Se trata de una agrupación que tiene por objetivo dar a conocer este tradicional trabajo, una profesión ya en desuso pero muy relevante en el desarrollo de las localidades del norte de la provincia burgalesa. Año tras año, y ya van dieciocho, llevan su actividad por todos los rincones de Burgos y provincias aledañas mediante la Ruta Carreteril.

Esta edición comenzó el pasado día 13 en Quintanar de la Sierra y finalizará mañana en Fuentespina. En total, los bueyes les han ayudado a visitar más de treinta localidades. A la Ribera llegaron el pasado martes, haciendo parada en Bahabón de Esgueva. De allí, el miércoles salieron hasta Sotillo de la Ribera, pasando por Santibáñez de Esgueva y Cabañes de Esgueva. Ayer jueves partieron de la mencionada localidad recorriendo Gumiel de Mercado, Quintana del Pidio y Gumiel de Izán. Durante la jornada de hoy, se les podrá ver por Gumiel de Izán, Sinovas y Aranda, donde harán noche para, finalmente, mañana dar por concluido su camino con la etapa que une la capital ribereña con Fuentespina, con Campillo de Aranda de por medio.

Coincidiendo con la mayoría de edad de la ruta, la Cabaña Real de Carreteros ha querido homenajear a la Plaza Mayor de Lerma -uno de los municipios presentes en su recorrido-, que cumple ahora su cuarto centenario. De este modo, llevaron a cabo un acarreo especial de madera para recordar a los profesionales de antaño que transportaron dicho material para la construcción de la misma.

Esta ruta es una actividad pública, por lo que puede unirse a ella todo aquel que lo desee. Sin manutención ni alojamiento es gratuita pero, en el caso de requerirlos, se debe abonar un coste de veinte euros por etapa.

 

Fotografía: Mendi / La Cabaña Real de Carreteros

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.