Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Cultura

Mario Pascucci: "el crecimiento no debe ser sólo comercial, sino que un buen desarrollo tiene que ir de la mano del empuje cultural"

Fotógrafo e impulsor de la Asociación En Cuadra, es el ejemplo de una persona que, llegada de fuera, ha convertido a la Ribera del Duero en la casa donde se siente más cómodo

24/02/2019 7:44 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Mario Pascucci es el impulsor de la Asociación Cultural En-Cuadra. Argentino/Italiano de nacimiento, pero ribereño de adopción, ya que hace 16 años llegó a Aranda y en el 2005 se instaló en el municipio de Gumiel de Izán donde vive en la actualidad. Desarrolla en la cuadra de su casa, sede de la Asociación Cultural En-cuadra, actividades culturales además de la delegación con la que cuenta la asociación en la calle Espolón (bajada al Barriles) de Aranda de Duero. Allí se desarrollan también talleres y cursos de fotografía de varios niveles y encuentros de temas culturales varios. Mario es una persona muy activa en el panorama cultural de la zona y con él queremos charlas este domingo.

-Se cumple una década del nacimiento de En Cuadra y seguís siendo tan activos como el primer día…

-¡Cómo pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando nos reunimos un grupo de amigos, alumnos de mis cursos de fotografía, para darle forma a la agrupación En-cuadra con la idea de realizar actividades culturales en la Ribera y poder divertirnos sobre todo en el mundo de la fotografía y la cultura. En estos 10 años hemos realizado muchísimas actividades, de 10 a 20 por año, organizando cursos, talleres, salidas, excursiones, exposiciones, encuentros culturales (música, teatro, cine) y actividades solidarias. Durante siete  años, además, hemos organizado la feria de Artearanda con cuatro jornadas completas de arte al aire libre en la Plaza Mayor. Han sido muchos buenos momentos compartidos y creo que hemos logrado el objetivo que nos planteamos hace 10 años, ya que no hemos parado nunca de hacer cosas y generar movimiento.

-Comienza en marzo un nuevo curso de fotografía. ¿Cuántas personas han pasado por ellos en estos años?

-Efectivamente, en la primera semana de marzo comenzamos con un nuevo ciclo de Cursos de Fotografía y Retoque Digital. Desde que he comenzado a dar mis cursos en el 2005 en la Ribera, creo que ya han superado los 1000 alumnos con un gran interés por esta hermosa afición que es la fotografía.

-Y nos ha dicho un pajarito que hay novedades…

- Sí, una muy importante en el horario. Esta vez hemos puesto horarios alternativos de mañana y de tarde, ya que en la Ribera hay muchas personas que trabajan a turnos. Se darán 3 cursos con una clase semanal, un curso de fotografía inicial, otro de fotografía avanzada y un tercer curso de retoque digital. También inauguramos en este ciclo un Taller de Dibujo Zentangle, que lo dictará el socio José Sambataro, es una técnica muy novedosa ya que no hace falta saber dibujar y permite relajarse y desestresarse, algo muy bueno sobre todo en el tiempo que estamos viviendo. Además en marzo nos visitará el gran fotógrafo Juan Pablo de Miguel que dictará un taller de fin de semana muy interesante de Procesado Digital.

-¿Qué perfil tienen los alumnos?

-Lo más interesante es que en los cursos encontramos personas de todas las edades, desde los 13 hasta los 80 años… Eso permite una muy buena interacción entre todos además de podernos conocer, divertirnos y relacionarnos muy bien. Muchos vienen por curiosidad ya que les gusta el mundo de la imagen, otros quieren conocer su cámara y terminan por aficionarse al tema, otros ya tienen más interés en dedicarse a esa profesión, realmente son muy variados los perfiles que concurren.

-¿Salen buenos artistas en la comarca?

-Creo que sí. En  estos años he visto crecer a muchos alumnos y hacer trabajos fotográficos muy interesantes y superadores. Por suerte existen las redes sociales en donde podemos apreciar muy buenas fotografías y cuando veo que han sido alumnos míos no puedo negar el orgullo que uno puede llegar a sentir. Muchos socios de En-cuadra son muy buenos fotógrafos que se han ido especializando en diferentes áreas de acuerdo a sus gustos e intereses visuales.

- No muchas asociaciones pueden presumir de tener dos sedes y vosotros contáis con una en Aranda y otra en Gumiel de Izán. ¿Cómo repartís vuestras actividades entre las dos?

-La verdad que con mucho esfuerzo de todos los socios de En-cuadra podemos contar con estos dos espacios. Primero fue la sede en la cuadra de mi propia casa en donde nació en el 2007 la idea y por eso la Asociación lleva el nombre “En-cuadra” y unos años más tarde vimos la necesidad de contar con un espacio más práctico en Aranda y entre todos los socios alquilamos un local en donde funcionan sobre todo los cursos y tenemos un estudio fotográfico de iluminación, además de ser un lugar de encuentros y reuniones mucho más práctico que venir todos a Gumiel. Generalmente los Encuentros Culturales de Verano y Exposiciones las hacemos en Gumiel de Izán, ya que es un lugar con mucho encanto, un pueblo muy interesante para visitar y la cuadra nos ofrece una magia a la hora de escuchar música o disfrutar de un evento y teniendo una bodega subterránea en el mismo lugar que hace que todo sea más intimo con buen vino y buena temperatura de por medio. Los cursos, talleres, reuniones, asambleas y trabajos fotográficos los hacemos en el local de Aranda, que también tiene mucho encanto ya que lo hemos armado con mucho cariño entre todos.

-Y son 13 años los que lleváis organizando los encuentros culturales en Gumiel, aún antes de formaros como asociación. Doy fe de que este proyecto es un éxito. ¿Estáis contentos con el resultado? ¿Pensáis seguir adelante?

-A lo largo de estos 13 años, creo que se han consolidado mucho estos encuentros culturales en En-cuadra. Al principio realizábamos menos propuestas, eran un poco mas informales, más de amigos, de conocidos… A través del tiempo se fueron dando más a conocer en la Ribera y hoy recibimos a visitantes de muchos otros pueblos y hasta de otras comunidades. Muchos de los artistas que concurren vienen del exterior realizando giras en España o Europa, visitas que al principio eran menos frecuentes y hoy tenemos lista de espera ya que hay muchos interesados en participar de esta experiencia.

-Una gran experiencia, desde luego…

-La llamamos experiencia porque no es un formato común, la entrada es libre y con reserva previa pueden cenar y beber libremente, disfrutar de una exposición fotográfica, de pintura o dibujo, charlar con amigos y luego disfrutar de un show muy cercano o ver una película. Y a la salida poner la voluntad que cada uno considere. Se trata de hacer una programación variada y dar lugar de alguna forma a todos los que se comunican con nosotros y tienen interés en participar...

-¿Cuántas actividades ha vivido esa cuadra en este tiempo?

-En estos 13 años hemos realizado 42 conciertos musicales de casi 25 grupos diferentes, 41 proyecciones cinematográficas, 7 actuaciones teatrales, 26 exposiciones fotográficas, exposiciones de pintura y dibujo, y cinco actividades varias como exposicones de instrumentos musicales, cómics o clases de tango. Estamos muy contentos de haber podido ofrecer estos encuentros a lo largo de 13 años, que no es poca cosa, y esperamos poder seguir adelante por varios años más,  ya que aportamos un grano de arena a la agenda cultural de Gumiel de Izán y la Ribera y eso nos reconforta el alma.

-Ahora hablando de ti, ¿cómo fue tu llegada a la comarca? ¿Te sientes a gusto con su gente?

-Yo conocí Aranda en el año 1995 y ¡me encantó!, luego por las vueltas de la vida y por una cuestión laboral vine en el 2003 a trabajar un tiempo a GSK y decidí establecerme en Aranda y dedicarme a mi pasión que siempre fue la fotografía. Al vivir dos años en Aranda de Duero y obtener mi primera cámara digital, fotografié de arriba abajo toda la ciudad, su gente y sus fiestas, y realmente me sentí muy integrado y muy cómodo, cosa que dio lugar a la edición de el primer libro de fotografía en color que se hizo en Aranda y que lo titulé “Aranda de Duero, Ayer, Hoy y Siempre” y que fue el puntapié inicial para todo lo que conllevó los años siguientes.

-¿Se puede decir que la Ribera del Duero es cultura?

-¡Claro que sí! La Ribera del Duero tiene su identidad y su personalidad, eso hace que su cultura se identifique y se demuestre en muchos aspectos de su vida social, artística, patrimonial y geográfica.

-¿Hay algo que echas en falta en materia cultural en la zona?

-Creo que en estos últimos años se ha dado menos apoyo a las iniciativas de emprendedores y a proyectos culturales con respecto a años anteriores. También creo que el crecimiento de la zona no debe ser sólo comercial, sino que un buen desarrollo tiene que ir de la mano del empuje cultural, logrando así un progreso y avance sobre todo en los pueblos y pequeñas ciudades que creo, son la mejor alternativa para tener una buena calidad de vida hoy y en el futuro.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.