Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Se presenta en Aranda el libro ‘Aquel mar que nunca vimos'

José Antonio Abella indaga en la vida de un maestro que no pudo cumplir el compromiso que hizo a sus alumnos

24/11/2021 8:44 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El auditorio de la Casa de Cultura de Aranda de Duero acoge hoy miércoles, 24 de noviembre a las 19:30 horas, la presentación del libro ‘Aquel mar que nunca vimos’. El escritor, también médico y escultor, José Antonio Abella es el autor de esta obra que salió a la luz en 2020. Él estará presente en Aranda para dar a conocer su libro y estará acompañado de José Luis Ibáñez y Rosa Alcubilla.

‘Aquel mar que nunca vimos’ indaga en profundidad en la historia de Antonio Benaiges, maestro catalán que eligió el pueblecito burgalés de Bañuelos de Bureba para ejercer en él en el año 1935. En ese mismo pueblo, entre 1979 y 1983, fue médico el autor, José Antonio Abella, en su primer destino, recién salido de la Facultad de Medicina. Durante ese tiempo ninguno de sus pacientes le mencionó que allí mismo, cuarenta años atrás, habían tenido por maestro a un hombre extraordinario que llevó a la escuela una imprenta de la que salieron maravillosas revistillas escritas e ilustradas por los niños de aquel lugar que no tenía carretera, ni agua corriente, ni luz eléctrica… ¡pero sí una imprenta en su escuela!

Antonio Benaiges, aquel maestro singular, había prometido a sus alumnos que en el verano de 1936 les llevaría a conocer el mar a Montroig, Tarragona, su localidad natal. No pudo cumplir su promesa. En la mañana del 19 de julio, primera jornada de la Guerra Civil, fue detenido, apaleado y paseado por las calles de Briviesca en una camioneta descubierta, casi desnudo, ensangrentado, envuelto en una bandera roja y gualda. Esa misma noche lo sacaron del calabozo para asesinarlo en un cruce de caminos.

Abella recoge esa historia que nadie —ni tan siquiera aquellos alumnos que llegaron a ser sus pacientes— le contó nunca. Sus páginas ahondan con rigor histórico y mirada de poeta en las razones de aquel silencio, en la vida y la muerte de aquel maestro, en la miseria material y espiritual de aquel país, en la esperanza rota para los niños y niñas que asistieron a la escuela de aquel profesor ejemplar, simbolizada por el mar que nunca vieron.

 

 

 
4 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   letter 24/11/2021 12:49:28
 
muy recomendable....👍👍
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   opino 25/11/2021 12:13:55
 
Por como están los niños en la fotografía me parece un montaje.
Quizás por los derechos o porque muchos no dieron su permiso o por los intereses publicitarios.

En todo caso son niños y niñas de varias edades. En aquellos años existía la discriminación por razón de sexo, y había escuela de niñas y escuela de niños, que llegó hasta finales del SXX, y que aún algunos prefieren.

También puede ser que eran poquitos en ese pueblo. Pero esto me extraña mas.

El argumento me parece muy interesante, será una novela a tener en cuenta para leer. Que muchos sepan lo que pasa en esa época, en las que muchos lucharon por un progreso y un cambio social y político, que hoy parece que no valoramos.

Como los que lo vivieron y sufrieron, poco nos han contado, animaría a muchos de cualquier ideología, que lean libros de los que defienden sus ideas y los contrarios. Que conozcan lo que vivieron muchos en primera persona. Que abusos hay en todas partes.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#3   ez bide 25/11/2021 20:48:49
 
En los pueblos no había separación por sexo, in luso ni por edades
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#4   opino 27/11/2021 22:10:47
 
#3 ex bide

Lo siento pero no estoy de acuerdo. Tengo fotos de los escolares en los pueblos de mis padres, que uno es de la Ribera y el otro no, y hay separación de sexos.

Si vas al museo ARTLANZA de Quintanilla del Agua, tienen un letrero que pone escuela de niñas y otro escuela de niños. (Por supuesto, el artista puede hacer su escuela como él quiera)

Y hasta donde yo sé a las niñas las tenían menos tiempo en la escuela.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.