Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Acabar el año cerca del playoff de ascenso

Si el Villa de Aranda vence en el Quijote Arena sumará 12 puntos y se marchará de vacaciones lejos del descenso

15/12/2017 14:15 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia


Último encuentro del 2017 para la División de Plata. Todavía restarán dos jornadas para alcanzar el ecuador de la competición pero se dejan para el año que viene.

De ahí que falte muchísima liga y un buen tramo para seguir sumando puntos que acerquen el objetivo del playoff de ascenso. Hay que ir paso a paso y gol a gol como señaló Manolo Vecino, el segundo de a bordo del Villa de Aranda, nada más aterrizar en el club. Y sobre todo buscar la regularidad. Hasta la fecha el cuadro ribereño alterna luces y sombras en los partidos, algo también normal cuando llega un entrenador nuevo y hay que reconstruir un estilo y una filosofía de juego. Pero ya han transcurrido seis partidos desde el cambio de técnico y el equipo tiene que empezar a crecer exponencialmente. Victorias como la de la pista del Alarcos pueden contribuir a ello.

 

No va a ser fácil porque si en algo destaca el conjunto de Ciudad Real es en hacerse fuerte en casa. Los de Javier Márquez todavía no han ganado a domicilio pero en su feudo han sumado casi todos los puntos que tienen en el casillero. También es un conjunto muy irregular que sufre cuando los rivales saben leer bien su defensa. Colmenero cree que esa puede ser la clave. “Tienen un sistema defensivo muy férreo y muy bien trabajado. Si tenemos respuestas a su planteamiento y desconectamos el juego de un veterano central como es César Beret, podremos tener nuestras opciones de ganar allí”.

 

El gran problema inesperado que ha surgido en las últimas horas es una plaga de gripe que ha mermado los entrenamientos del conjunto ribereño. Cinco jugadores se tuvieron que quedar en la cama ayer jueves, con alta fiebre y malestar importante. Gavidia, Petter, Manu, Alberto y Rodrigo. Para hoy se esperar recuperar a alguno de ellos y para el sábado a todos, pero no estarán en sus mejores condiciones. La buena noticia es que Lucas Moscariello ha entrenado con normalidad. El conjunto ribereño viajará en el día para disputar el último choque del año el sábado a las 18.00 horas en el Quijote Arena.

 

El partido será arbitrado por los colegiados David Deniz y María Fernanda Espino, que ya dirigieron al conjunto arandino en el encuentro disputado en Alcobendas y que concluyó con derrota ribereña.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.