Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Amorim se someterá a una resonancia magnética este martes

Oscar Río podría llegar al partido de Gijón y Amérigo está prácticamente descartado

30/10/2017 17:31 | Andres
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Foto: Arcalle/Villa de Aranda

Se ha iniciado la cuenta atrás para el esperado estreno de Colmenero al frente del banquillo del Villa de Aranda en competición oficial.

El sábado a las 20.00 regresará a la División de Plata una década después. Ilusión, esperanza, incógnitas y también nervios. Son algunos términos que se agolpan entre los aficionados en estos días previos al choque en la pista del Grupo Covadonga.

 

El entrenador vallisoletano no lo está teniendo fácil en estos primeros días al frente de la nave. A los lesionados Amérigo, Oscar Río y Amorim hay que unir la marcha de Moscariello y Petter Solenta a Brasil. El primero para disputar el torneo 4 Naciones y el segundo para arreglar asuntos burocráticos. También Amorim ha estado en su país consultando a los médicos de la selección canarinha. Con esos informes y la resonancia magnética a la que se someterá este martes el club ya podrá hacerse una idea muy aproximada de la lesión que padece. Hasta el momento no se ha emitido ningún comunicado oficial y los aficionados están a la espera de que haya buenas noticias al respecto. También ha llegado con el dedo índice de su mano derecha vendado Lucas Moscariello, aunque parece que es una lesión que no reviste gravedad y el vendaje es sólo por precaución. Sufrió un golpe en un encuentro durante el Torneo 4 Naciones que no es importante. Según fuentes internas del club el propio pivote argentino ha solicitado reintegrarse a los entrenamientos lo antes posible. Lucas ya está en Aranda. Los que llegarán de madrugada son Petter y Amorim.

 

Mientras tanto Oscar Río es la gran esperanza para el partido del sábado. El central cántabro evoluciona bien de sus dolencias de rodilla y tobillo y podría estar disponible para entrar en la convocatoria. El que prácticamente está descartado es Richi Amérigo. Por lo tanto Luis de Vega y Antonio Barco serán los dos guardametas que se lleve Colmenero a Gijón.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.