Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Bordils siempre da problemas en el Pabellón Blanco y Verde

El Blas Gon y Bodegas Ceres ha perdido en sus dos únicas visitas

22/11/2019 15:50 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Foto: Arturo Sanz

Al igual que contra Zarautz hace un par de semanas el equipo ribereño busca romper una nueva racha negativa como visitante. En aquella ocasión lo consiguió. El objetivo es repetir triunfo, esta vez en la cancha del Handboll Bordils. Dos veces ha jugado allí en su historia el Villa de Aranda y las dos ha caído frente al cuadro catalán. 26-23 en la temporada 2017-18 y 27-25 en la 2018-19. Curiosamente en ambos encuentros hubo opciones de puntuar pero se atragantó el tramo final y el conjunto gerundense fue el que se llevó la victoria. Vuelve otra vez el Blas Gon y Bodegas Ceres al Pabellón Blanco y Verde, una pista siempre complicada para cualquier equipo. El jugador número 8 también es un pilar importante desde la grada. La principal novedad del Bordils respecto a campañas anteriores está en el banquillo. Sergi Cataraín ha dado el relevo a Pau Campos, un entrenador que ya dirigió al cuadro catalán hace varias temporadas antes de emprender una aventura en el balonmano rumano. Ahora ha regresado para seguir colaborando desde la austeridad y el trabajo de cantera. El Bordils es un club que se nutre de sus categorías inferiores sobre todo. No puede retener a sus mejores jugadores siempre que llega una oferta económica y deportiva importante desde el exterior y todos los años tiene que recomponerse. La pérdida del central Sergi March, fichado por el Alarcos, es una de las bajas más importantes de cara a lograr la permanencia, objetivo prioritario una vez más. Se trata de un equipo que mezcla juventud con veteranía donde destacan jugadores como Josep Reixach, segundo máximo artillero de la categoría, el lateral Arnau Palahí, o un ex jugador del Villa de Aranda, el zurdo Marc Canyigueral. Es un conjunto que se está mostrando siempre muy competitivo y al que se le han escapado algunos puntos por mínimos detalles.

 

El Blas Gon y Bodegas Ceres tratará de oponer una férrea defensa para contrarrestar el ataque siempre eléctrico y rápido del Bordils. Por ahí pasan muchas de las opciones de traerse la victoria de Girona. Minimizar las pérdidas para evitar los contragolpes es otro de los aspectos a explotar. También puede ser clave manejar ventajas positivas en el marcador. Si el cuadro arandino se pone por delante y obliga a su rival a ir a remolque puede influir a la hora de trasladar los nervios al contrario.

 

La única baja es la de Pombo, aquejado de una fuerte gripe. Julen Elustondo también es duda por un problema en el tobillo aunque viajará. Y la buena nueva es la recuperación del central brasileño Gabriel Vicentín, que ha superado su distensión en el ligamento. El resto de la plantilla está a disposición de Alberto Suárez. El partido arrancará el sábado a las 19.00 hora y será dirigido por los colegiados Josep Millán (Cataluña) y José María Roy (Navarra). Una victoria arandina y un tropiezo del Cisne frente al Zamora en Pontevedra otorgaría el liderato al Blas Gon y Bodegas Ceres.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.