Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Con el Pumori ya en el horizonte

Alex Suárez y Sergio Abad tienen previsto subir al Changi Tower (5.820 metros) a mediados de semana

08/10/2018 17:07 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La aventura de los dos montañeros arandinos presentes en el Himalaya continúa quemando etapas en el cuaderno de ruta.

Las últimas noticias que nos han llegado del Valle del Khumbu sitúan a la expedición conformada por Sergio Abad, Alex Suárez, y sus dos compañeros de cordada, Joao García y Angel Salamanca, en pleno proceso de aclimatación para iniciar la escalada al Changi Tower. Tras pasar unos días en la población de Pangboche, situada a unos 4.000 metros, posteriormente se estableció un campo base en la zona de Lobuche (4.950 metros). Este pequeño asentamiento es el que se utiliza habitualmente por las expediciones que se dirigen al Everets. El miércoles o jueves se buscará hacer cima en el Changi Tower, un pico no exento de dificultades también. Una vez logrado el objetivo se descenderá de nuevo al campo base para descansar un par de jornadas y reponer fuerzas. Con el comienzo de la próxima semana llegará el momento de la verdad y todo va a depender de la meteorología que acontezca en el Pumori. Los partes suministrados por la prestigiosa firma Vitor Baia decidirán el día concreto del ataque y la forma de acometer la ascensión al Pumori (7.161 metros).

 

“Mañana nos trasladaremos al campo base y utilizaremos un día para acondicionarlo convenientemente y descansar. Y nuestra intención es dormir en la parte baja del Changri al día siguiente para subir el pico posteriormente. Bajaremos y descansaremos un par o tres de días y si nos confirman que la meteorología es buena nos meteremos en la pared oeste del Pumori. Si el plan trazado se cumple utilizaremos cuatro días para intentar llegar a la cumbre” señala Alex Suárez.

 

La expedición se encuentra en buenas condiciones físicas y los cuatro montañeros son optimistas para cumplir con el objetivo. “Sólo tenemos algún dolor de cabeza pero esto es normal cuando se asciende en altitud” finaliza Alex.

 

En la cumbre del Pumori esperan temperaturas muy gélidas, superándose incluso los -30 grados. A partir de mañana las comunicaciones se harán más complicadas y sólo serán posibles a través del teléfono satélite de emergencia que lleva consigo el cuarteto de aventureros.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.