Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Demasiadas concesiones en ataque (23-24)

La gran defensa arandina no le dio para sumar ante un Helvetia más práctico y eficaz

28/10/2020 21:59 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Ricardo Castro cuajó una gran actuación en la primera parte (Foto: Julio Calvo)

Cuando un equipo se marca un partidazo en defensa pero luego ve como ese gran trabajo se esfuma acumulando un gran número de regalos en ataque, es normal que de rabia al marcharse a los vestuarios. Esta noche la plantilla del Blas Gon y Bodegas Ceres estaba triste porque el equipo tuvo opciones de sacar algo positivo frente al Helvetia Anaitasuna pero finalmente los dos puntos volaron para Pamplona. Hay que reconocer que el conjunto navarro siempre fue por delante en el electrónico y fue justo vencedor. Nunca se puso por delante el Villa de Aranda aunque tuvo varias opciones para hacerlo pero por unas cosas u otras, nunca logró la remontada. De eso se quejaba el técnico asturiano, Alberto Suárez, en la rueda de prensa post partido. Demasiados balones fáciles perdidos y sobre todo falta un poco de tranquilidad en momentos importantes. En Asobal los errores se penalizan y Helvetia supo buscarle las cosquillas al Blas Gon y Bodegas Ceres con transiciones rápidas de centro y fulgurantes contragolpes que anotaba casi siempre el extremo Chocarro. Los dos goles finales de Javi García desde el pivote hicieron soñar con el empate y la remontada pero había que robar una bola casi milagrosa y Helvetia no falló en ese momento decisivo. A destacar la gran actuación de Ricardo Castro, el portero portugués del Villa de Aranda en la primera parte, y la regularidad de Bols, su colega en el marco contrario, a lo largo de todo el encuentro. Ahora ya sin tiempo para lamerse las heridas el conjunto arandino ya tiene que pensar en el partido del sábado ante el Quabit Guadalajara. Las opciones de conseguir la primera victoria en liga pasan por mejorar las prestaciones en ataque. Si se minimizan pérdidas y se sube un la efectividad cara al marco contrario, ese esperado y necesario primer triunfo llegará. Es la asignatura pendiente para el choque frente a los alcarreños, que vendrán más descansados al no haber jugado entre semana.

 

BLAS GON Y BODEGAS CERES 23 (11+12)

 

Ricardo, Nico López (2,1p), Megías (2), Llorens, Matheus (5,1p), Elustondo (1) y Pombo. También Luis de Vega, Guilerme (2), Sukic (1), Cunha, Javi Gacía (6) y Banduka (2).

 

HELVETIA ANAITASUNA 24 (12+12)

 

Bols, Gastón, Bazán (3), Fernández (3), Chocarro (6), Izquierdo (4,2) y Juan del Arco. También Ganuza (1), Etxeberría (1), Torriko (5,3p), Héctor, Aitor (1), y Ruslan.

 

Árbitros: José Carlos Friera y Jesús Alvarez (Asturias). Excluyeron a por el Blas Gon y Bodegas Ceres a Elustondo y Banduka. Por el Helvetia a Chocarro (2), Fernández, Cancio y Héctor.

 

Parciales: 0-1, 2-3, 3-6, 6-8, 7-9, 11-12 (descanso) 13-14, 15-16, 16-19, 19-21, 20-22 y 23-24 (final)

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.