Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Derrota en la primera toma de contacto (26-18)

El Incarlopsa Cuenca impuso su ley ganando por ocho goles a los ribereños

09/09/2020 22:45 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Foto: Villa de Aranda

Era un debut exigente y se confirmaron los pronósticos que daban como favorito al conjunto conquense. El Blas Gon y Bodegas Ceres cedió por ocho goles (26-18) en su regreso a la Liga Sacyr ASOBAL. Los primeros minutos fueron muy trabados para ambos equipos, producto también de los nervios del debut. Luis de Vega fue uno de los protagonistas de los ribereños al detener varios disparos y un penalti a Nacho Moya. Matheus tuvo el honor de inaugurar el casillero en la nueva etapa en ASOBAL para el cuadro ribereño y con dos goles del lateral brasileño se logró la primera ventaja en el electrónico (1-2 minuto 5) para los de Suárez. Los conquenses salieron muy fríos pero fueron calentando motores hasta remontar el choque mediada la primera parte con un tanto de Nacho Moya (4-3). Los errores en ataque propiciaron que Alberto Suárez pidiera un tiempo muerto tras encajar un parcial de 0-3. Se encendió Dutra y el Incarlopsa Cuenca adquirió una ventaja de tres goles a falta de siete minutos para llegar al ecuador. El Blas Gon y Bodegas Ceres intentó no descolgarse en el electrónico con Matheus como principal estilete atacante, pero la calidad individual de Cuenca, con Thiago, Hugo López y Simonet elevaron la ventaja local hasta los seis goles (13-7). Los últimos ataques arandinos se estrellaron en Maciel y el cuadro de Lidio Jiménez alcanzó la máxima diferencia justo antes de retirarse a los vestuarios. Con 14-7 y con el Incarlopsa Cuenca doblando a su rival se llegó al descanso.

 

Nada más arrancar la segunda parte y con 15-8 llegaba el segundo tiempo muerto de Alberto Suárez, consciente de que sus jugadores tenían que dar un poco más sobre todo en el atascado ataque. Nico López y Elustondo anotaron dos goles casi seguidos pero Icarlopsa Cuenca cogió confianza con el marcador tan favorable y la distancia alcanzó una máxima de 8 goles. El encuentro practicamente quedaba visto para sentencia faltando casi un cuarto de hora para la conclusión (19-11). Para más desgracia Javi García y Banduka tuvieron que retirarse lesionados, al igual que Varnstein en los locales. Esperemos que no sea de gravedad en ninguno de los casos. El portugués Cunha fue el más destacado en los instantes finales, donde hay que reflejar el debut del canterano ribereño Alberto Montiel. Con sólo 15 años jugaba sus primeros minutos en la máxima categoría. Ahora toca pensar en otro hueso muy duro, el Abanca Ademar este sábado en tierras leonesas.

 

INCARLOPSA CUENCA 26 (14+12)

 

Maciel, Dutra (5), Simonet (3), Varnstein, Doldán (3), Nacho Moya (1) y Sergio (2). También Samuel, Hugo López (3), Thiago (6), Carlos (1), Bulzamini (1), Pizarro, Armando y Taravilla (1).

 

BLAS GON Y BODEGAS CERES 18 (7+11)

 

De Vega, Nico López (2), Megías, Javi García (1), Matheus (5), Banduka y Elustondo (2). También Adrián, Sukic (1), Cunha (3), Pombo (2), Llorens (1), Negrete (1), Linares, y Montiel.

 

Árbitros: David Monjo y Miguel Martín. Excluyeron a por el Cuenca a Hugo López, Carlos y Doldán. Por el Villa de Aranda a Megías, Llorens y Sukic.

 

Parciales: 1-1, 2-3, 5-3, 7-4, 11-7 y 14-7 (descanso) 16-9, 18-10, 20-11, 20-15, 24-16 y 26-18 (final)

 

El Sargal: 100 espectadores.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.