Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

El Blas Gon y Bodegas Ceres pierde un partido que tenía en el bolsillo (27-25)

Un parcial de 1-5 en contra en los últimos minutos acabó con la esperanza de lograr los primeros puntos

06/10/2018 21:39 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Concluye la tercera jornada en el farolillo rojo y siendo el único equipo sin puntuar hasta el momento

Luis de Vega hizo un partidazo pero ni aun así el Villa de Aranda pudo sacar nada positivo en la pista del Bordils. El equipo ribereño se vino abajo en los últimos minutos, los de la verdad y los decisivos, después de hacer un buen trabajo durante tres cuartas partes del choque en tierras catalanas. Casi siempre fue por delante el Blas Gon y Bodegas Ceres, con ventajas que llegaron a ser de tres goles a falta de diez minutos para el final (19-22). Moreno optó por una defensa cerrada, alternando fases donde era más profunda con el 6-0 y otras más incómodas para la circulación local con el avanzado. Bordils no estuvo acertado en ataque y se topó con un Luis de Vega magnífico debajo de los palos. Yano Piovarczick (con 10 goles fue el máximo anotador visitante) y Julen Elustondo completaban el trabajo en la parcela ofensiva y el cuadro ribereño se fue ganando al descanso 13-14. Nada más arrancar la segunda mitad llegó la tarjeta roja directa a Víctor Megías. Golpe duro porque a las bajas de Pombo y Rodrigo del Val se unía ahora la de otro extremo, esta vez en el costado de los diestros. Se quedaba Abdela como único especialista en las alas. Pero el Blas Gon y Bodegas Ceres tiró de casta y con varios goles de Braz en el pivote volvió a coger oxígeno cogiendo una renta muy esperanzadora de tres goles de ventaja. Bordils seguía con pocas ideas y muy fallón en la definición ante un Luis de Vega que sostenía al equipo con sus intervenciones continuas. Pero faltaba la gran prueba de fuego: los últimos minutos. La asignatura pendiente del conjunto de Moreno hasta el momento.

 

Con 22-24 y posesión de balón se entró en los últimos minutos. Viento a favor y Bordils muy tocado aunque empeñado en pelear hasta el final. El panorama era el ideal para ganar en madurez y acabar con los nervios y la blandura mental. Desgraciadamente el último parcial volvió a ser esquivo. 5-1 para el Bordils que supo gestionar la ansiedad mucho mejor que un Villa de Aranda que se vino abajo sin remisión. Varios fallos en ataque aprovechados fueron aprovechados por Palahi y Oriol para dar la puntilla. 27-25 celebrado efusivamente por la afición y la plantilla local ante la tristeza y la desesperación de un Villa de Aranda que mereció mejor suerte pero que fue presa de la precipitación una vez más. Con esta derrota y la victoria de Novás ante Cisne por 41-31, el conjunto ribereño se coloca farolillo rojo en solitario. Es el único equipo que todavía no ha puntuado. La próxima ocasión para hacerlo es este sábado ante el MMT Zamora en el Príncipe de Asturias.

 

HANDBOL BORDILS 27 (13+14)

 

Jordi, March (8), Reixach (6), Oriol (1), Combís, Palahi (5), Maso, Vilanova, Mas miquel, Canyigueral (3), Moreno (3), Mach, Bañeras (1) y Pou.

 

BLAS GON Y BODEGAS CERES VILLA DE ARANDA 25 (14+11)

 

Luis de Vegas, Lionel (4), Abdela, Molina, Nico (1), Yano (10), Megías (2), Diego, Llorens, Braz (3), Elustondo (3), Matheus (2) y Amérigo.

 

Juan José Gude y Carlos Javier Gude (Euskadi). Excluyeron a Combis, Palahí, Canyigueral y Vilanova por el Bordils. Por el Villa de Aranda a Abdela, Yano, Elustondo (2), Lionel y tarjeta roja a Megías.

 

Parciales: 3-5, 5-7. 9-9, 9-10, 11-11, 13-14 (descanso) 17-17, 17-18- 18-21, 21-22, 22-24 y 27-25 (final)

 

Pabellón Blanco y Verde. 500 espectadores.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.