Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

El Grupo Espeleoduero advierte de la falta de mantenimiento del GR 14

Especialmente en un tramo comprendido entre los kilómetros 2 y 3 donde se ha estrechado mucho el camino

04/02/2020 19:19 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Foto: Grupo Espeleoduero

Las últimas lluvias caídas se han traducido en problemas para el sendero del GR 14 que transita a orillas del río Duero. Ha vuelto a ser el Grupo Espeleoduero el que ha levantado la voz de alarma sobre el estado de degradación que afecta a varios tramos, especialmente los comprendidos entre el kilómetro 2 y el 2,5 aproximadamente. “Se ha caído un árbol y sus propias raíces han arrastrado una buena porción de arena estrechando el camino hasta el punto de que hay hueco para el paso de peatones. Es un tramo muy peligroso para las bicicletas ya que si algún ciclista viene un poco rápido y se despista podría irse al suelo o incluso caerse hacia el talud que está colindante al río” avisa José Luis Revenga, miembro del Grupo Espeleoduero.

 

Precisamente varios voluntarios de esta agrupación deportiva han llevado a cabo algunos trabajos de adecentamiento en las últimas fechas. También los bomberos han acudido al lugar para colocar unas cintas delimitando la zona más precaria y erosionada. El problema es que ya se han llevado uno de los palos que sujetaba la cinta. Hay una zona de terraplén que se va desmoronando y no deja pasar a nadie. Hay que andar con mucho cuidado porque hay zonas que están muy delicadas. Puede llegar un momento en que el camino quede totalmente obstruido, lo que cortaría el paseo en ambas direcciones.

 

Desde el Grupo Espeleoduero ya se ha avisado en un buen número de ocasiones al Ayuntamiento de la necesidad de llevar unas obras de mantenimiento de forma regular. La agrupación arandina también se refiere a la Junta de Castilla y León como una administración con competencias suficientes para intentar acondicionar una senda “que es un auténtico pulmón para los arandinos y visitantes. Es una maravilla, es el mejor sitio de Aranda para pasear tanto en invierno como en verano. Cualquier ciudad con un poco de sentido común lo cuidaría hasta el más mínimo detalle. Lo tendría en palmitas. Incluso para los ecologistas es un paraíso porque todo el paisaje es original. No se ha plantado nada. También debemos pensar en las próximas generaciones porque si dejamos perder este espacio natural no nos lo perdonarían nuestros descendientes” finaliza Revenga. Todo ello con el ánimo de poner en valor una zona que puede incrementar el número de visitantes redundando en el patrimonio turístico de nuestra comarca como punto de atracción.

 

Al respecto hace justo tres años se remitió una carta desde el Grupo Espeleoduero a la Junta de CYL solicitando que se estudiase la situación de dejadez en que se encuentra una infraestructura que costó mucho dinero. Se aportaban posibles soluciones como utilizar planes de empleo o escuelas talleres locales para recuperar y mantener esos tramos. Pusieron también como ejemplo la preocupante situación de abandono en que se encontraba el tramo que discurre entre Langa de Duero y la Vid, además del entorno de la presa de Guma y el municipio de Vadocondes.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.