Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

El Villa de Aranda debe salvar dos match ball

Necesita ganar a los Dólmenes y esperar que Alarcos haga lo propio en la pista del Grupo Covadonga

18/05/2018 14:07 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Villa de Aranda depende de una carambola a doble banda para lograr la permanencia en la División de Plata.

Las probabilidades juegan en su contra porque no depende de sí mismo. Necesita hacer su trabajo y luego esperar que el resultado en la pista del Grupo Covadonga le sea favorable. Está difícil pero no es imposible. En deporte no hay nada imposible. La temporada pasada Cangas se salvó ganando el último partido y aprovechándose del pinchazo del conjunto arandino ante Ademar León. Hay que pensar que esa secuencia puede volver a repetirse y esta vez siendo favorable a los colores ribereños. Con esa mentalidad se debe saltar a la cancha el sábado ante los Dólmenes, un buen equipo y la revelación de la categoría, que llega tocado por haber perdido en las dos últimas jornadas sus opciones de ascenso directo. Los andaluces se juegan poco porque Nava ganando a Bordils en Segovia se asegura ser anfitrión de la fase de ascenso. Pero también están obligados a hacer su trabajo y luego esperar que el cuadro catalán (ya salvado) haga la machada de empatar o ganar en Nava.

 

Desde el cuerpo técnico se quiere lanzar un mensaje de esperanza a la afición. Ayer se ofreció la rueda de prensa previa en la cancha del Príncipe de Asturias con todos los miembros de la plantilla presentes en la misma. Se quiere transmitir unión y conjura para intentar convencer a los seguidores de que se necesita al jugador número 8 el sábado en las gradas del pabellón. Se necesita un ambiente de apoyo y de respaldo para que los dos puntos se queden en casa. La plantilla debe, por lo menos, acabar la temporada ganando aunque quizás sea demasiado tarde, o no. Quién sabe. Quizás se obra la carambola favorable. Esto es deporte. Todo es posible. Lo que sería imperdonable es no ganar y que luego Alarcos sí lo hiciese en Gijón. Y la plantilla debe ser consciente de eso, de que tienen que cumplir con el primer cometido, el de ganar su partido.

Para la cita Colmenero podrá contar con todos sus jugadores aunque Rodrigo del Val sigue tocado. Juan Tamayo sería su sustituto en la convocatoria. Enfrente, los Dólmenes, con un buen bloque colectivo donde sobresale Guille de la Sierra. A la misma hora, a las 19.00 horas, arrancará en Gijón el otro match point a salvar. El Alarcos se juega algo importante: eludir al anfitrión de la fase de ascenso. Y eso da esperanzas al Villa de Aranda. Y es que jugando a su nivel los castellano manchegos pueden ganar a un Grupo Covadonga que tratará de tirar de veteranía y experiencia para mantener la categoría en su feudo.

 

La pareja catalana formada por Josep Millán y Jordi Quintanar serán los encargados de dirigir el partido en Aranda.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.