Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

En descenso directo (27-23)

La derrota en Antequera unida a la victoria de Bordils ante Nava sitúa a los de Colmenero en la antepenúltima plaza empatados con Palma del Río

20/01/2018 21:48 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Foto: Twitter de Los Dólmenes

El Villa de Aranda ha perdido 10 de los 15 partidos disputados en la Plata

Primera vuelta para olvidar para el Villa de Aranda tras caer en el partido que depositaba al equipo de Colmenero en el ecuador de la competición. Se perdió de forma clara por 27-23 en una pista que se ha mostrado inexpugnable, la de los Dólmenes de Antequera. El conjunto andaluz sumó su octavo triunfo en casa ante los arandinos. Inmaculada trayectoria para un recién ascendido que ocupa el liderato tras los 15 primeros encuentros disputados. Trayectoria muy diferente a la del Villa de Aranda que suma 5 victorias y 10 derrotas hasta la fecha, lo que le ha llevado a una zona muy peligrosa en la clasificación. El equipo cae a zona de descenso directo a la 1ª división por primera vez en la liga. La victoria de Bordils ante Nava en Girona coloca a los ribereños empatados con Palma del Río en la antepenúltima plaza, algo impensable para ser uno de los mayores presupuestos de la categoría. La próxima jornada el conjunto arandino volverá a jugar a domicilio. Lo hará en la cancha del Lanzarote entrenado por Jordi Lluelles.

 

El choque en el Fernando Arguelles fue de desgaste. Tras una primera parte donde Los Dólmenes se fue despegando poco a poco en el electrónico (se llegaba al descanso con 13-10 favorable a los de Lorenzo Ruiz), arrancaba el segundo periodo con los mejores momentos para el Villa de Aranda. El trabajo ofensivo con Lorasque y Mosca sacando provecho a las conexiones con los pivotes, llevaba a reflejar un esperanzador empate a 16 en el minuto 40. Pero un parcial de 6-3 volvió a colocar a los andaluces al frente de las operaciones y ya no dejarían la delantera. El partido se convirtió en un intercambio de golpes y en un carrusel de errores, entre ellos algún penalti fallado por parte arandina, que dejó el marcador definitivo en 27-23. Guarismos muy pobres en ataque para un Villa de Aranda que cosechó su tercera derrota consecutiva. En el cuadro antequerano otra vez el trabajo colectivo volvió a ser clave. Alberto Castro con 5 goles fue el máximo artillero malagueño. Marcaron 10 jugadores diferentes.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.