Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Entrenando con lluvia y frío

El CC Arandino sigue con su pretemporada a pesar de la adversa meteorología

21/01/2020 9:58 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Foto: CC Arandino

Estamos en plena época de siembra por parte del Club Ciclista Arandino, que sigue preparando con ilusión la próxima temporada. En breve arrancarán las competiciones en la modalidad de las dos ruedas y las distintas secciones de la entidad ribereña quieren estar muy bien preparadas para esas citas iniciales. En estas semanas hay que luchar contra viento y marea y nunca mejor dicho. Las adversas condiciones meteorológicas condicionan mucho los planes. Algunos hay que cambiarlos sobre la marcha pero en un deporte acostumbrado a lidiar con lluvia, viento, frío y carreteras en mal estado, no hay excusas que valgan. Pese al mal tiempo de estas últimas semanas, la actividad no ha cesado para el CC Arandino, con sendos entrenamientos llevados a cabo en Aranda y Burgos.

 

El primero tuvo como protagonista un circuito en los alrededores de nuestra localidad. Los participantes se toparon con una espesa niebla que no impidió un largo entrenamiento de 4 horas del equipo juvenil Recambios Callejo, mientras que los cadetes de la escuadra Bici Aranda acortaban el recorrido realizando 60 kilómetros aproximadamente.

 

Unos días después las mismas secciones exploraron otras zonas de la provincia. En esta ocasión se desplazaron hasta la capital del Cid para disfrutar de una nueva sesión preparatoria. Como compañeros de ruta se encontraron a la espesa lluvia y al molesto viento. Sin poner excusas, el equipo junior rodó durante 100 kilómetros azotados por rachas bastante fuertes que complicaron acciones tan simples como ponerse el chubasquero o avituallar. Los más jóvenes del Bici Aranda aprendiendo de los mayores los valores del ciclismo, rodaron y sufrieron 50 kilómetros para después, seguir el entrenamiento desde el coche.

 

Así de duro es el ciclismo, sin excusas ni salvedades, sufriendo día tras día para llegar lo más preparados posible a las primeras citas de la temporada. La actividad sirve para coger fuerza y experiencia. La próxima cita será en un paraje bien distinto, concretamente en Peñafiel  el fin de semana que viene. De esta localidad vallisoletana es natural uno de los componentes de la escuadra cadete.  En breve empezarán las competiciones oficiales y los componentes del CC Arandino están perfectamente preparados para enfrentarse a las pruebas señaladas en el calendario autonómico y nacional.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.