Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Estreno con derrota ajustada en el Quijote Arena (29-27)

El Blas Gon y Bodegas Ceres Villa de Aranda fue superior en la primera parte pero se despistó en un tramo decisivo de la segunda

15/09/2018 21:47 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Ahora toca pensar ya en el partido del sábado en el Príncipe ante un ARS Palma del Río que doblegó sin problemas a Antequera

No pudo arrancar puntuando el Blas Gon y Bodegas Ceres Villa de Aranda en la pista del Vestas Alarcos. El triunfo se quedó en casa y los dos puntos también. El conjunto arandino empezó bien y dominó casi toda la primera parte aunque se llegó con empate a 14 al descanso. En la segunda se bajó el pistón y se cometieron errores que se tradujeron en el despegue del cuadro castella manchego. El Alarcos llegó a dominar por cuatro goles (26-22) a diez minutos para el final pero un arreón ribereño estrechó el marcador hasta el 28-27. Finalmente Parker hizo el 29-27 y selló el triunfo para los locales. Ahora hay que empezar a pensar ya en la visita del Palma del Río, este sábado a las 19.00 horas en el Príncipe de Asturias. Los cordobeses ganaron sin problemas a Antequera por 28-20. 

 

Esta es la crónica y la ficha técnica extraída del diario Lanzadigital. 

 

El debut de liga del Alarcos dejó solo buenas noticias. El equipo de Javi Márquez se quedó con los dos puntos ante un equipo que le superaba en kilos y altura. Los fichajes rindieron bien. Y al equipo se le ve con más matices, más posibilidades que nunca. No se trata de lanzar las campanas al vuelo la primera jornada, pero desde luego hay un no sé qué en el ambiente de los que hacen cosquillear el estómago. Gustó el Villa de Aranda en el Quijote Arena. Al menos en lo que permitieron ver los colegiados, que actuaron como “agentes distorsionadores”, transformando la realidad, lo que pasaba en la pista, a su gusto. Sus decisiones, confusas, solo permitían intuir lo que podría haber sido el choque. Los burgaleses, dirigidos perfectamente en ataque por Nicolás López, fían el resto a los kilos y la altura. En el centro, Braz., Llorens, Leonel, Piovarczik y compañía conforman un muro muy difícil de franquear. Amérigo, calidad y veteranía, hacen el resto.

 

Contra eso, el Alarcos propuso un juego combinativo al que se le intuyen más matices que la pasada temporada. Faltó continuidad, pero la aportación de los argentinos en los laterales, y el recambio en los extremos le dieron picante al equipo de Javi Márquez, que en los primeros minutos tuvo algunos problemas en defensa, pero los corrigió en buena medida según pasaban los minutos. Los visitantes marcaron el paso en la primera parte, con el Alarcos siempre cerca, tomándole el pulso, hasta que le echó el guante en los últimos compases. La distancia no sobrepasó nunca los dos tantos.

 

En la segunda parte, se cambiaron los papeles. El Alarcos tomó la delantera, el Villa de Aranda chupaba rueda. El Alarcos anotaba, con algunas tantos realmente bonitos y sufría las exclusiones como los burgaleses las habían sufrido en la primera parte. Así hasta el ecuador del descanso. Nico López pisó un poco el acelerador y los amarillos recuperaron la delantera. Entonces pasaron dos cosas. Una, que debutó Toni Sarió, altura y brazo de ASOBAL. Otra, que Márquez ordenó una defensa 5-1 Negrete en el adelantado. La defensa robó dos balones, en ataque, el Alarcos estuvo brillante, con tanto del valenciano incluido. Total, 3-0 de parcial y el equipo ciudadrealeño entró en los últimos diez minutos por delante. Sarió golpeó de nuevo y el Quijote Arena se puso en pie. Se olía, se huele, algo diferente. Cuando la aviación apoya, el trabajo de la infantería es mucho más sencillo. Y esta temporada hay bombarderos suficientes para que cuando fallen las Aerolíneas Argentinas, le llegue el turno a Ryan Da Silva o entre en acción el Barón Sarió.

 

El Villa de Aranda, viéndolo todo perdido se lanzó a presiona a toda pista. Asustó un poco, con dos tantos seguidos, pero a Manu Díaz-Mata no le tembló el brazo para devolverle tres tantos de renta a los locales, que se quedaron en dos al final. Dos puntos de mucha calidad, de esos que hacen soñar a la afición. Y de los que dan alas a los jugadores, que desde el principio ven cómo el trabajo empieza a rendir frutos.

 

BM ALARCOS

 

29

VILLA DE ARANDA

 

27

Lumbreras (3), Manu Díaz-Mata (5), Martín Molina (4), Negrete (3) y James Lewis Parker (4)- siete inicial- Fran Revuelta (ps), Roberto Rodríguez (ps), Sarió (2), Gonzalo Almansa (1), Asier Urain (1), Jota (1), Fran Vidal (1) y Josh Da Silva. De la Cruz, César Beret (4, 1p),
Amérigo, Leonel (3), Megías (4), Llorens, Braz (3), Elustondo (4) y Pombo- siete inicial- De la Vega, Abdel, Molina (1), Nicolás López (5, 3p), Piovarczik (5), Diego Martínez, Lennon (1) y Del Val.
ÁRBITROS
Excluyeron dos minutos a los jugadores del Alarcos Jota (dos veces), Asier, Da Silva hy Manu Díaz-Mata; y a los del Villa de Aranda Piovarczik, Megías y Braz (dos veces), Del Val.
PARCIALES CADA 5 MINUTOS
2-4, 4-5, 6-7, 9-11, 12-14. 14-14, descanso, 16-16, 18-17, 20-20, 22-21, 25-22, 29-27 y final.
INCIDENCIAS
Primer partido de liga en División de Honor Plata, disputado en el Quijote Arena ante unos 500 espectadores.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.