Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Jorge Bettas, "El rugby es por encima de todo un deporte de equipo"

Charlamos en DR con el coordinador de la Escuela del club de rugby de nuestra ciudad

06/03/2022 8:30 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Fotos: DR

P. ¿Desde cuándo formas parte de la familia del Rugby Aranda?

 

R. Soy un apasionado del rugby porque lo viví de primera mano desde muy pequeñito. Mi familia lo practica desde hace varias generaciones y fueron mi abuelo y mi padre quienes me lo inculcaron casi desde la cuna. Mis hermanos y yo lo practicamos todos en mi ciudad, Paraná de unos 200.00 habitantes. He jugado en varios equipos, empezando en el Tincara de Paraná, y luego en el Atlético de Rosario de 1ª Nacional o Santa Fé por ejemplo. Cuando llegué a Aranda por motivos profesionales descubro que acá hay unos “locos” que han fundado un club de rugby y rápidamente me puse en contacto con ellos para ayudar y también para disfrutar, porque esto es un disfrute diario. Jugué algo en la posición de pilar izquierdo que es donde desempeñé mi labor en mi Argentina natal, pero enseguida descubrí que lo mío era la Escuela y la cantera. Yo me lo paso en grande enseñando a los más pequeños que esa es mi función ahora mismo dentro del Rugby Aranda.

 

P. Por tanto te encargas un poco de poner los primeros pilares del futuro. ¿Qué filosofía tratáis de inculcar a los chavales que empiezan en este deporte?

 

R. Este deporte me ha dado mucho en la vida y siempre dije que una vez colgase las botas, me iba a dedicar a enseñar lo que aprendí. Por eso nos reunimos varios integrantes del club y decidimos crear un proyecto de cantera. Nuestro objetivo desde el principio fue dar salida a una Escuela de Formación para dar a conocer este deporte en Aranda y sus alrededores. Junto a Pedro Sardina empezamos a darle forma y lo que en un principio era apenas un grupo de 20 niños ahora se ha convertido en un grupo importante de más de un centenar de chavales. Eso nos ha llevado a incorporar más coordinadores y en esas estamos ahora. Muy ocupados pero muy contentos.

P. ¿Manejáis un tiempo adecuado para desarrollar el proyecto?

 

R. No hemos echado cuentas porque vamos día a día pero bastantes años. Tenemos un problema importante en Aranda y es la falta de universidad. Pero no sólo es un problema para el rugby sino para todos los deportes. Por eso cuando planificas para que los chavales puedan llegar al equipo senior absoluto algún día, te topas con que los jóvenes van a tener que marcharse a estudiar fuera. Lo que sí hemos hecho este año es llegar a un acuerdo muy productivo con el Club Aparejadores de Burgos y eso nos permite que vengan jugadores desde la capital o que chicos de Aranda puedan acudir a estudiar a Burgos y de paso jugar en Aparejadores si demuestran su calidad.

 

P. ¿Cuántos equipos tenéis en el club actualmente?

 

R. En estos momentos tenemos nueve (desde categoría sub 6 hasta senior) y el año que viene tendremos diez porque vamos a formar un conjunto femenino. Los jugadores realizan concentraciones en CYL hasta sub 14. A partir de sub 16 y sub 18 tenemos equipos federados disputando sus ligas correspondientes.

P. ¿Qué importancia le dais a los resultados?

 

R. La justa. Evidentemente tienen su relevancia pero lo importante son otros aspectos. Sí que es cierto que estamos muy orgullosos de ser el club sorpresa en Castilla y León y así nos lo hacen llegar el resto de equipos. Es gratificante y no lo decimos con soberbia. Hemos tenido una explosión espectacular en cantidad y en calidad desde hace cuatro temporadas. Los sub 14 es el equipo a batir en Castilla y León. Vamos primeros y además ganando a canteras de mucha tradición. No tenemos nada que envidiar a el Salvador, Vrac, o Aparejadores por decir algunos ejemplos. Y en otras categorías pasa algo similar. Es algo que nos tiene gratísimamente sorprendidos y que nos empuja a trabajar con mucha ilusión de cara al futuro.

 

P. ¿Cuál es el secreto de este éxito entonces?

 

R. Vamos a empezar diciendo que todo el deporte hace bien a los chicos, pero el rugby es un deporte donde lo que prima por encima de todo es la colectividad. No puedes ser individualista y te debes al grupo de compañeros. El jugador es una parte del todo, y todos son muy importantes. Solidaridad, compañerismo, subordinación bien entendida a la gente que te guía, honestidad, y compromiso son las claves de esa filosofía colectiva. El adversario también es fundamental porque sin ellos no podríamos jugar. De ahí el aplauso final, el pasillo, y el tercer tiempo. Nosotros miramos también mucho las notas en el colegio y en el instituto. Con los padres tenemos mucha comunicación para que los jugadores primen ante todo los estudios.

P. ¿Qué os parecen las instalaciones para la práctica del rugby?

 

R. No nos podemos quejar porque tenemos un campo para nosotros y además cerca de la ciudad. El problema es que tenemos 140 fichas federadas ya y se nos están quedando un poco pequeñas para meter a todos los equipos. Quizás por pedir algo, un poco más de cuidado del césped porque ya estamos organizando concentraciones y campus con muchos participantes de toda CYL. Y si pudiésemos disponer algún día de un pequeño gimnasio para trabajar otros aspectos de la preparación física sería genial. Se lo hemos trasladado al Ayuntamiento y se ve que está receptivo y con buena predisposición. Todo esto es la consecuencia lógica del crecimiento que estamos experimentando como club.

 

P. ¿Qué aporta el rugby y por qué lo recomendarías a los chicos?

 

R. Este deporte tiene un valor añadido fundamental y es que aquí todos los jugadores valen. Seas alto, flaco, pequeño, con algún kilo de más… da igual. Es un deporte donde las características físicas se amoldan perfectamente a la filosofía colectiva. Aquí juega todo el mundo. Aquí ningún chico hasta los 18 años se queda sin jugar. Todos juegan la misma cantidad de minutos. Tienen que divertirse hasta los 16 años. Luego cuando ya comienza un poco la competición más seria ahí la cosa cambia. A nuestro club han llegado algunos chicos frustrados porque decían que no valían para otros deportes y aquí han encontrado un lugar magnífico para disfrutar. De hecho dos de esos chicos ya han sido seleccionados para jugar con Castilla y León. No veas la felicidad que tienen ahora.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.