Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

José Samaniego culmina con éxito la durísima Badwater

Invirtió casi dos días en completar los 217 kilómetros de recorrido en el Death Valley

26/07/2018 13:44 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

De esta manera ya acumula en su currículo de finisher, dos de las ultramaratones más exigentes del planeta. Les Tor Des Gents y desde hace unas horas la Badwater

Hace unas pocas horas que José Samaniego está disfrutando de su premio. Prueba conseguida. Pero no es una cualquiera. Hay pruebas deportivas que te dejan sin respiración. Más que competiciones son epopeyas personales a las que sólo los más preparados física y mentalmente se pueden enfrentar. En ese catálogo de “locuras sobrehumanas” podemos incluir la Badwater, una ultramaratón de 217 kilómetros que se celebra todos los años en el inhóspito Death Valley californiano y donde las condiciones térmicas son tremendas. Hay tramos donde el calor es asfixiante pudiéndose llegar a los 60 grados. Las zapatillas se derriten literalmente sobre el asfalto. A todo esto hay que añadir un desnivel positivo de 4.000 metros en un continuo sube y baja por cordilleras, ríos, y desiertos que dejan un reguero de abandonos por el camino. Sólo se puede acceder a esta carrera por invitación y en el 2018 José Samaniego fue el único español presente en la línea de salida. Y el arandino sólo por ese detalle no podía defraudar a nadie. Por eso su preparación ha ido al detalle durante los meses previos. Los entrenamientos buscaban recrear un grado de exigencia similar a lo que se iba a encontrar en EEUU pero sólo hasta que te plantas allí no te puedes hacer a la idea de a lo que te enfrentas. Y José Samaniego se enfrentó a un reto, a un sueño, y a una hazaña personal, siempre acompañado de su familia y de un equipo logístico que ha seguido a su lado la aventura, padeciendo, sufriendo, emocionándose y disfrutando cuando atravesaba la línea de llegada culminando la proeza.

 

Hablar de ganadores y perdedores en un estadio de competición como éste no tiene mucho sentido aunque luego los nombres de los primeros quedan para la estadística y la historia del palmarés de la prueba. Pero aunque resulte un tópico “lo importante aquí es acabar y llegar sano y salvo”. Y esa es la misma frase que salió de la boca de José Samaniego nada más atravesar la línea de meta enfundado en su camiseta ajustada blanca patrocinada por Hotel Montermoso, la empresa que gestiona su familia desde hace muchos años. Atrás quedaban 217 interminables kilómetros, divididos en 7 etapas (Furnace Creek, Stovepipe Wells, Panamint Springs, Darwin, Lone Pine, Portal Road y la última y decisiva). En total casi dos días sin apenas descanso. Su tiempo definitivo fue de 44 horas 35 minutos. Es el quinto español en toda la historia que logra finalizar la Badwater. A sus 33 años ya acumula un currículo muy interesante de finisher en competiciones de ultra resistencia (entre ellas Les Tor Des Gents) Y eso que comenzó un poco tarde como señaló el propio Samaniego en una entrevista previa allá por el mes de abril a este diario.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.