Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

La defensa del Sinfín se hace infranqueable (22-27)

El Villa de Aranda, muy previsible y fallón en ataque, chocó una y otra vez con el muro visitante en la segunda parte

25/11/2017 21:46 | Andres
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

FOTO: VILLA DE ARANDA

Golpe de mano del Auto Gomas Sinfín al tomar con mucha contundencia la cancha de un Villa de Aranda que no fue rival para los hombres de Rodrigo Reñones.

La escuadra cántabra empezó a cimentar su victoria desde atrás. La defensa 6:0 profunda y comandada por Diego Muñiz fue clave, especialmente en la segunda parte donde el cuadro visitante se marchó claramente en el marcador. Hasta el minuto 30 las cosas fueron bastante parejas aunque casi siempre con ventajas para el equipo de Santander. El extremo Postigo, ex jugador del Villa de Aranda, empezó su particular exhibición ofensiva anotando los primeros cuatro goles de su equipo en un alarde de efectividad sobre la portería defendida por Luis de Vega. En el cuadro local Rodrigo del Val ponía la réplica ejecutando varios contragolpes seguidos. Sinfín cogió la delantera gracias a varias penetraciones seguidas de Nacho Valles, bien secundado por Albert Pla en el lateral izquierdo. Los cántabros estaban más centrados en la pista y fruto de la calidad de una primera línea muy joven pero con tremendo desparpajo se marcharon en el electrónico mediada la primera mitad. Con 7-9 Colmenero se vio obligado a pedir un tiempo muerto para solicitar más tranquilidad en ataque donde las pérdidas de balón y la falta de puntería empezaban a lastrar al conjunto arandino. La mejoría se produjo en los últimos cinco minutos sobre todo lo que llevó al Villa de Aranda a enjugar los tres goles de desventaja que había acumulado el Sinfín hasta entonces. Un gol de fly de Eloy Krook puso las tablas en el marcador y los dos equipos se marcharon al descanso con empate a 14. Además una protesta absurda de Diego Muñiz a los colegiados fue saldada con la segunda exclusión del mejor hombre en defensa por parte del Auto Gomas Sinfín, que iba a comenzar el segundo periodo con un jugador menos en la pista.

 

Iker Antonio anotaba el 15-14 nada más arrancar el choque tras el paso por los vestuarios. Parecía que el Villa de Aranda podría aprovechar la superioridad numérica y los problemas de Muñiz pero el paisaje se iba a tornar muy negro para los locales. La defensa cántabra se aplicó sobremanera y sacó su mejor versión para secar por completo al conjunto local en su faceta ofensiva. Las acometidas arandinas se estrellaban una y otra vez en el muro que había delante y ni Oscar Río ni Alberto González podían dar fluidez a sus laterales desde la posición de central. El juego con los pivotes apenas existía y había que intentarlo desde el exterior donde la primera línea y los extremos no encontraban la manera de batir a un gran Jorge Villamarín. En el área contraria Herrero Lon desnudaba las carencias ribereñas en defensa y como ya ocurriera la campaña anterior el pivote del Auto Gomas se convirtió en una pesadilla conectando una y otra vez con Nacho Valles. En pleno desierto atacante el cuadro local encontraba a Richi Amérigo en su salvador con tres paradas seguidas de muchísimo mérito que mantenían al conjunto local en partido. Pero dos goles seguidos visitantes elevaron la distancia hasta el 15-20 en el minuto 43. La brecha en el marcador ya estaba abierta y la vía de agua en el casco del Villa de Aranda amenazaba con hundir el barco rápidamente. El ataque local sólo fue capaz de producir un gol en los primeros doce minutos de la segunda parte y esa fue una losa insalvable. Manu impidió la ruptura total del choque con dos goles desde el extremo pero dos faltas en ataque del Villa de Aranda con posesión de balón para acortar distancias se resolvieron con goles fáciles para Postigo y Pla. El Auto Gomas paró el primer intento de remontada ribereña y encaró los últimos diez minutos con ventaja de 21-25. La defensa hábil de los jugadores visitantes forzó otra falta en ataque que fue protestada por Colmenero y los árbitros excluyeron al entrenador del Villa de Aranda. Kasumovic salió desde el banquillo para anotar un gol importante y abortar cualquier posibilidad de igualar el choque y el partido entró en la recta decisiva sin opciones para el bloque arandino. Sinfín ralentizó su ritmo y fue dejando pasar los minutos sin arriesgar y buscando lanzamientos en seis metros aprovechándose de la defensa presionante del Villa de Aranda. El triunfo visitante fue claro, merecido y contundente, lo que lleva al Auto Gomas a sumar 11 puntos tras derrotar a Alcobendas y Villa de Aranda de forma consecutiva. Además deja tocado de nuevo al cuadro arandino que se ve de nuevo más cerca de los puestos de descenso que del playoff de ascenso.

 

VILLA DE ARANDA 22 (14+8)

 

De Vega, Petter (4), Bicho (1), Megías (1), Iker Antonio (3), Rodrigo (4,1p) y Alberto (1). También Amérigo, Gavidia, Krook (3), Manu (3), Lorasque, Guillermo (1) y Mosca (1).

 

AUTO GOMAS SINFÍN 27 (14+13)

 

Samuel, Pla (5), Bláquez (2), Muñiz, Valles (5,1p), Nikolai (1) y Postigo (10). También Villamarín, Héctor (1), Herrero Lon (2), Kasumovic (1), Lastra, Carvajal y Valverde.

 

Arbitros: Fernando San Pedro y Gonzalo Miranda (Madrid). Excluyeron por el Villa de Aranda a Bicho, Megías, Gavidia y al entrenador Carlos Colmenero. Por el Auto Gomas Sinfín a Muñiz (2), Villamarín, Nikolai (2) y Valverde.

 

Parciales: 3-3, 4-6, 7-9, 8-10, 10-11 y 14-14 (descanso) 15-17, 15-18, 17-20, 19-23, 21-25, y 22-27 (final).

 

Príncipe de Asturias. 1.000 espectadores.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.