Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Marcos Gómez y Carlos Simón estrenan la temporada de BTT

Mientras tanto el Recambios Callejo sigue entrenando en grupos separados

16/02/2021 10:46 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los dos bikers antes de iniciar la prueba en Cadalso de los Vidrios

Había ganas de disfrutar con la primera prueba de BTT del calendario nacional y la cita llegó en la localidad madrileña de Cadalso de los Vidrios. Esta prueba era puntuable para la Súper Cup MTB y tenía que haberse disputado hace algunas semanas pero las medidas restrictivas obligaron a aplazarla un tiempo. Una vez mejorados los datos de la pandemia, la organización ponía en marcha la modalidad de la bicicleta de montaña en un circuito exigente y duro de 5 kilómetros al que acudieron cerca de 300 bikers especialistas del BTT de nuestro país, entre ellos dos representantes del Club Ciclista Arandino. Carlos Simón, del Bici Aranda, participó en la categoría cadete. El ribereño protagonizó una gran remontada hasta concluir 11º en la línea de meta. Por su parte el burgalés del Recambios Callejo junior, Marcos Gómez, realizó una gran carrera acabando 8º tras superar un recorrido muy exigente y técnico que sirvió para que los dos chavales acabaran exhaustos después de un gran esfuerzo en la prueba. Era la primera carrera y eso también se notó en todos los participantes, a los que todavía les falta ritmo de competición.

 

La escuadra junior, a la espera de poder juntarse una vez se suavicen las medidas 

 

El equipo junior del Club Ciclista Arandino continua en la misma situación de estas últimas semanas, sin que los distintos componentes puedan coincidir aún por el confinamiento de las provincias. No obstante, los entrenamientos de equipo siguen tanto en la provincia de Valladolid como en Burgos. Cierto es que el ciclismo no está siguiendo la misma ruta en este sentido que otros deportes a los que, por sus características específicas, la norma sí permite realizar estos entrenamientos legalmente con el permiso además de sus Federaciones.

 

Este pasado fin de semana, los corredores del Recambios Callejo se volvieron a reunir en dos grupos, para realizar un nuevo entrenamiento. El sábado fue el turno del grupo de Burgos, que cambió de paisaje trasladándose a Salas de los Infantes para realizar un entrenamiento más duro que los habituales y rompiendo así la monotonía de pasar tantas horas por las mismas carreteras. Así, fueron 100 kilómetros con casi 2.500 metros de desnivel que el grupo superó favorablemente y no sin esfuerzo.

 

El grupo de Valladolid se reunió el domingo en Peñafiel para llevar a cabo un entrenamiento sobre un recorrido de 111 kilómetros y 1.200 metros de desnivel. Lo particular de este entrenamiento fue que se hizo en modo carrera en diferentes tramos con premios de montaña y metas volantes incluidas. Una forma diferente de motivar a los corredores ante el largo retraso que va a sufrir el inicio de la competición en carretera.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.