Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Morir en la orilla (20-22)

El Blas Gon y Bodegas Ceres hizo un gran encuentro pero no supo rematar la faena

27/03/2021 22:05 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Elustondo lanza en un momento del partido (Foto: Alberto Calvo)

Es difícil asimilar como todo ese trabajo de hormiguita que has realizado durante 50 minutos se te viene abajo en el último tramo del choque, pero eso es lo que le ocurrió al Blas Gon y Bodegas Ceres ante un Bada Huesca que estuvo contra las cuerdas pero que supo reaccionar justo en el momento clave. En el minuto 47 el cuadro ribereño dominaba por 18-14 en el electrónico. Y para ello había hecho muchas cosas bien, especialmente un trabajo defensivo encomiable donde la capacidad ofensiva de los de Nolasco había pasado casi desapercibida. 14 goles en 50 minutos había encajado el equipo local, con un Bada Huesca siempre incómodo en la pista y que cometió muchas faltas en ataque. Al descanso se llegó con ventaja ribereña por 12-9 y la segunda parte se encaminó por los mismos derroteros.

 

Fatídicos últimos minutos

 

El Blas Gon y Bodegas Ceres supo maniatar la reacción inicial de Bada Huesca y llevaba el partido muy encarrilado hacia una victoria de prestigio ante el tercer clasificado. Pero de nuevo en los últimos minutos llegó el apagón generalizado, “el miedo a ganar” que expresó Alberto Suárez en rueda de prensa, y sobre todo el cambio defensivo fundamental introducido por Nolasco, que adelantó la defensa al 5:1 con Adriá Pérez de avanzado. Y ahí cambió radicalmente el guión de la película. Del 19-15 se pasó al 19-17 con dos goles de Tioumensev. Suárez solicitó un tiempo muerto para ordenar ideas y tratar de que no se repitieran finales anteriores pero no se acertó a leer esa defensa y las elecciones en posicional no fueron las correctas. Huesca sí conectó con Montoya en el pivote y aprovechó su momento del partido para voltear el marcador y hacerse con dos puntos de oro que le saben a gloria tal y como se le habían puesto las cosas. Un parcial demoledor de 1-7 llevó el marcador al 20-22 definitivo. Duro golpe también para una afición entregada que vio muy cerca la victoria para haberse enganchado otra vez a una permanencia cada vez más alejada.

 

Blasgón y Bodegas Ceres 20 (12+8)

 

De Vega, Leonel (1), Enrique (1), Megías (1), Llorens, Javi García (3), Cunha (2)  Elustondo (2). También Ricardo Castro, Souto (3), Negrete, Nico López (3, 2 p.), Sukic, Llorens (1), Matheus (3), Pombo y Samuel.

 

Bada Huesca 22 (9+13)

 

Espinha, Montoya (3), Tioumensev (6), Adrià, Benites (3), Gucek y Malo. También Arguillas, Pinto (5, 1 p.), Carmona (1), Mosquera (1), Marcelo (1), Oier, Sergio Pérez (2) y Asier.

 

Árbitros: Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste (Comité cántabro). Excluyeron a los jugadores locales Megías y Negrete y a los visitantes Marcelo y Benites.

 

Marcador cada cinco minutos: 3-3, 5-4, 6-6, 9-6, 11-8, 12-9 (descanso), 14-11, 16-12, 16-14, 19-16, 20-19, 20-22.

 

Pabellón Príncipe de Asturias. 500 espectadores.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.