Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Peor imposible (19-24)

El Villa de Aranda cae derrotado en casa ante el colista IKasa de forma clara y merecida

21/10/2017 22:32 | Andres
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los jugadores del IKasa se fueron aplaudidos del Príncipe de Asturias

No hay excusas. La realidad es dura pero hay que asumirla e intentar la búsqueda del diagnóstico correcto. No es fácil porque en la División de Plata a la mínima te pintan la cara. El ejemplo más palpable, el del IKasa Madrid. Los jóvenes madrileños dieron una lección de entrega, de lucha, y de sacar el máximo rendimiento a sus virtudes.

Sacaron partido a las aguas revueltas que pululan por el Príncipe de Asturias y fueron superiores a un Villa de Aranda atenazado por los nervios y por el miedo a perder. También excesivamente presionado por unos objetivos que visto lo visto quizás vienen grandes. Algunos lo veían venir desde pretemporada, otros todavía piensan que se puede reconducir con la llegada de Carlos Colmenero al banquillo. Hay opiniones para todos los tipos. Todas respetables. Lo que está claro es que el entrenador vallisoletano, que estuvo presenciando el partido desde la grada con Manolo Vecino, su segundo de a bordo, tiene mucho trabajo por delante. Hay que levantar anímicamente a un vestuario que ha entrado en una vorágine de auténtico colapso. No sale nada en la pista. El brazo no está suelto. Se navega en un mar de nervios continuo. Y Fernando Chico, que no se merecía un palo como éste, lo apuntaba en probablemente la rueda de prensa más triste de su vida como entrenador. “Sabía que si se ponían por delante podría ocurrir esto. Nos pasó en Zarautz y hoy se ha repetido”. Visceral y roto por dentro definía lo que había ocurrido como “un puto desastre. Les he dicho a los chicos que no sufriesen, que disfrutasen del balonmano, que el público nos iba a ayudar, pero que había que pelear cada balón e ir a cada acción a muerte, y si se te escapa un balón agarrarlos aunque sea con los dientes. Había muchos nervios y el IKasa lo ha aprovechado perfectamente.”. Le salió del alma en un ejercicio de total sinceridad del entrenador de la casa.

 

El partido fue probablemente el peor de los últimos tiempos. Difícilmente tocar más fondo. Encima se lesionó Amorim nada más comenzar la segunda parte. El lateral derecho brasileño estaba siendo junto a Alvaro Torres y Luis de Vega el sustento del equipo. Su marcha fue crucial. No volvió a jugar en lo que restaba de encuentro. Y hay que cruzar los dedos para que su rodilla no esté muy dañada. Hay que hacer pruebas médicas.

 

A raíz del 11-12 el partido fue totalmente visitante. El IKasa finalizó muy bien por los extremos y superó el entramado defensivo del Villa de Aranda con paciencia y mucha seguridad en sí mismos. Los jugadores de Javi Martín estaban crecidos y sabían que esta era su oportunidad para sumar los dos primeros puntos de la temporada. No lo desaprovecharon y acabaron imponiéndose por 19-24. El público, muy deportivo, les premió con un sonoro aplauso. Para el Villa de Aranda esta vez no tocaba. Aparecieron los pitos después de mucho tiempo. Hasta Fernando Chico estuvo de acuerdo. “El público es soberano y expresa su opinión. Tenemos que asumirlo. Espero que con Carlos cambie la dinámica porque yo creo en los jugadores, creo en esta plantilla. Cambiando cosas saldremos adelante” finalizó.

 

VILLA DE ARANDA 19 (10+9)

 

Luis de Vega, Mosca, Krook (1), Megías (2), Manu, Amorim (1), y Alberto (1). También Gavidia, Bojicic, Petter, Bicho (1), Lorasque (4p), Alvaro Torres (6), Iker Antonio (1), Rodrigo (2) y Barco.

 

IKASA MADRID 24 (9+15)

 

Donderis, Julián (4), Rubén (2,1p), Martínez, Olivares, Namri, y Cabrero (2). También Sario, Barroso (4), Alvaro (3), Gonzalo, Jaime (4,1p), Prado, Esteban (1), Dzokic (2) y Sanz (2).

 

Arbitros: Pablo García y Juan Manuel Vinagre. Excluyeron a Gavidia, Mosca y Rodrigo por el Villa de Aranda. Por el IKasa a Olivares y Gonzalo.

 

Parciales: 2-1, 2-2, 4-4, 6-5, 8-6, y 10-9 (descanso) 11-11, 12-14, 13-16, 13-20, 16-22, y 19-24 (final)

 

Príncipe de Asturias: 600 espectadores.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.