Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Por fin llegó la primera alegría (29-23)

El Villa de Aranda sumó sus dos primeros puntos en liga y se quita el primer peso de encima

27/10/2018 21:52 | Andrés
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El próximo compromiso será en casa del líder, Barcelona B

Balón de oxígeno. Estaba obligado a ganar y cumplió con su objetivo el conjunto ribereño al superar a un Zarautz que fue fiel a su estilo. Complicó mucho las cosas el equipo vasco que se mantuvo con opciones hasta los últimos diez minutos. Pero esta vez esta vez la plantilla arandina mantuvo la cabeza fría y supo gestionar el tramo decisivo con solvencia para hacerse con dos puntos vitales, pudiendo incluso disfrutar con su sufrida afición de un final tranquilo y sin sobresaltos. Arrancó mejor el Zarautz, adquiriendo ventajas mínimas gracias a la efectividad de Mikel Amilibia. El central visitante anotó cuatro goles en los primeros instantes zafándose de la defensa 6:0 con la que actuó durante todo el encuentro el Blas Gon y Bodegas Ceres. Con Braz y Llorens como pararrayos en el eje de la retaguardia Moreno quiso dar estabilidad y aprovechar la falta de lanzamiento exterior del Zarautz. Varias pérdidas en la circulación provocaron contras del equipo de Hugo Sánchez que se fue hasta el 3-6 en el minuto 11. Poco a poco fue mejorando el Villa de Aranda, con Elustondo, Braz, y la gran sorpresa inicial, Diego Martínez, en el plano ofensivo. Hubo que esperar al minuto 24 para que gracias a un tanto del pivote brasileño Braz se obtuviese la primera ventaja por parte Villa de Aranda. Los ribereños consiguieron abrir hueco al filo del descanso pero un gol sobre la bocina de Jokin estrechó el marcador hasta el 14-13 favorable al conjunto ribereño.

 

La segunda parte fue de claro dominio local. Desde el pitido inicial y partiendo desde la contundencia defensiva y las paradas de Luis de Vega. En el minuto 34 Hugo Sánchez se vio obligado a pedir un tiempo muerto con 18-14 a favor del Villa de Aranda. El técnico vasco probó con una defensa más abierta y una mixta de Irareta sobre Nico López y ese movimiento provocó desajustes en el ataque ribereño. Los visitantes fueron descontando en el electrónico hasta colocarse a un gol de diferencia (22-21 en el minuto 48). Momento delicado por la presión y por la necesidad de ganar. No podía echarse todo el trabajo realizado hasta entonces por la borda y Moreno decidió dar salida a Novais y Elustondo, dos primeras líneas descansados que permitieron recuperar la fluidez y la claridad en ataque. La bola circuló más rápida y Pombo y Megías anotaron desde los extremos, un aspecto éste que se explota poco en el ataque estático y que como se demostró en los últimos instantes es un arma a utilizar más en próximas comparecencias. La exclusión de Jokin Jiménez también favoreció un nuevo estirón más a favor de los ribereños y a partir de ahí la victoria fue haciéndose cada vez más palpable. Elustondo y Nico López pusieron la puntilla a Zarautz con tres tantos más. Y por fin pudo disfrutarse y celebrarse el primer triunfo de la era Juan Moreno. Un triunfo que tiene que servir de alivio para quitarse un peso de encima y seguir creciendo como equipo. Dos puntos, los primeros, pero la situación sigue siendo delicada, empatados con el farolillo rojo, Agustinos. El próximo rival, el líder, Barcelona B, en tierras catalanas. Un examen muy interesante para medir la progresión. Y por terminar dos aspectos a destacar. Uno muy positivo: las pérdidas se redujeron a apenas seis y casi todas en los primeros minutos. Otro no tanto. Alberto Molina no jugó ni un solo minuto. Extraña situación de un jugador con una calidad contrastada que tendrá que seguir esperando su momento. Moreno señaló al respecto que “Alberto está para ayudar como todos y cuando entre a sustituir a Nico si lo hace bien pues seguirá. Hoy con los cambios defensa ataque Nico estaba fresco y por eso hemos optando más por él. Yo lo he hablado con Alberto y sabe cúal es su papel en el equipo y se alegra como el que más de la victoria” finalizó .

 

BLAS GON Y BODEGAS CERES 29 (14+15)

 

De Vega, Megías (1), Diego Martínez (3,1p), Llorens (2), Braz (5), Elustondo (5) y Pombo (2). También Leonel (2), Abdela, Nico López (6,2p), Yano (1), Novais (2)

 

AMENABAR ZARAUTZ 23 (13+10)

 

Olaizola, Ohian (3), Beristain (2), Amilibia (7), Ballestero (1), Goenaga, y Zubeldia (3). También Ander (1), Iraeta (1), Iñigo (1), Otegui, Josu (1p), Jokin (1), Manterola (2) y Etxeberria.

 

Árbitros: Manuel Mohedano y Vicente Peris. Excluyeron a Ander (2), Jokin (2) y Ballestero por el Zarautz. Por el Villa de Aranda a Víctor, Diego Martínez y Braz.

 

Parciales: 2-3, 3-5, 4-7, 7-8, 11-11, 14-13 (descanso) 18-15, 20-17, 22-19, 24-21, 26-22, y 29-23 (final)

 

Príncipe de Asturias: 600 espectadores.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.