Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Deportes

Primera derrota de pretemporada para el Villa de Aranda (31-21)

Los ribereños cayeron con claridad ante el Blendio Sinfín de ASOBAL

12/08/2018 2:44 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Un parcial inicial de 7-1 dejó muy encarrilado el choque amistoso para los locales

El Villa de Aranda perdió en Santander ante el Blendio Sinfin. Adjuntamos dos crónicas. Primero la el club cántabro en su web oficial, con un resumen del partido y la ficha técnica correspondiente, y luego la del Diario Montañés. 

 

"El DS Blendio Sinfín termina con goleada su primer partido amistoso de la pretemporada, en el que venció por un contundente 31-21 al BM. Villa de Aranda. Una cita que deja buenas sensaciones tras ver a pleno rendimiento el nuevo proyecto que defenderá los colores del Sinfín en la Liga ASOBAL. El DS Blendio Sinfín se presentó ante su afición con sus mejores galas y todos sus efectivos a pleno rendimiento. Los nuevos fichajes Jorge Silva y Darko Dimitrievski dejaron muestras de calidad sobre la pista de La Albericia al soltar el brazo, como también lo hicieron Postigo y Sola al contraataque. Sin perder la seña de identidad que ha caracterizado al conjunto santanderino temporada tras temporada, la defensa mantuvo a raya a los burgaleses, a los que les costó anotar con facilidad hasta pasado el minuto 10 del encuentro (7-1). 


Tras el tiempo muerto del técnico castellano, los del BM. Villa de Aranda encajaron piezas y lograron superar a los guardametas Villamarín y Samuel, quienes se turnaron la portería en este primer periodo. Aún así, los de Reñones supieron frustrar los ataques de los hombres de naranja con una gran labor de Diego y Dimitrievski en el centro defensivo. Pla se unió a los otros dos capitanes en el atino de cara a portería y fue Ángel Iglesias el encargado de cerrar la primera mitad al subir el 16-7.

Poca novedad trajo la segunda mitad, salvo en el planteamiento del DS Blendio Sinfín. Fue un periodo en el Reñones dio salida a los más jóvenes para dar minutos a todos los jugadores del cuadro cántabro, incluidos los juveniles Leo Alonso y otra de las nuevas incorporaciones, Ángel Basualdo. Acompañados por Carvajal, Nikolai, Lastra, Torriko e Iglesias, la edad media del siete en pista disminuyó considerablemente, lo que no fue en absoluto problema para mantener el dominio local. También tuvieron minutos en pista Valverde y el guardameta Pablo Salvarrey, quien compartió portería en este periodo con Samuel.

Con todo vendido sobre el parqué de La Albericia, los últimos diez minutos sirvieron para probar nuevos planteamientos con los jugadores titulares del encuentro. Así se llegó a la conclusión, con un último gol de Nacho Valles y la respuesta inmediata del BM. Villa de Aranda con la que se certificó el 31-21 final.

DS BLENDIO SINFÍN – 31

Villamarín (p), Samuel (p), Salvarrey (p), Diego (1), Valverde, Nikolai (1), Pla (3), Torriko (2), Postigo (4), Lastra (2), Sola (4), Leo, Basualdo (1), Carvajal, Silva (2), Lon (3), Valles (4), Iglesias (2), Dimitrievski (2).

BM. VILLA DE ARANDA – 21

De Vega (p), Amérigo (p), Costa (3), Haddouche, Molina (2), Pérez (), Piovarczik (2), Megías (2), Martínez (1), Llorens (4), Lionel (1), Del Val (1), De Novais (1), Elustondo (2), Pombo (2), Abajo.

PARCIALES

3-1, 7-1, 9-4, 11-6, 12-7, 16-7 (descanso). 18-9, 20-10, 21-13, 25-15, 28-17, 31-21 (final).

ÁRBITROS 

Soto Rodríguez y Vela Rodríguez. Excluyeron a Nikolai y Dimitrievsi por el DS Blendio Sinfín, y a Llorens (2) y Megías por el BM. Villa de Aranda."

 

DIARIO MONTAÑÉS

 

El DS Blendio afrontó el primer partido de pretemporada ante el Villa de Aranda y termino imponiéndose por 31-21. El choque sirvió para que los aficionados que se dieron cita en La Albericia conociesen sobre la pista de juego a las nuevas incorporaciones y a algunos canteranos que están haciendo la pretemporada con el primer equipo. Además de para las conclusiones que pueda sacar el entrenador.

Hubo minutos para todos ante un equipo de la División de Honor Plata y los numerosos cambios que efectuó el técnico santanderino, Rodrigo Reñones, dio un poco de igualdad a un partido en el que el dominio por completo correspondió a los locales. Las caras nuevas tuvieron su oportunidad y evidenciaron buenos conceptos, pero como es lógico, también falta de acoplamiento con sus compañeros, pero transmitieron confianza a los aficionados.

Los que tuvieron un mayor protagonismo fueron los laterales Silva, en la derecha, y Darko, en la izquierda. Este último se mostró contundente y muy expeditivo en defensa. Debe cuidar algunos gestos, ya que en caso contrario puede acumular exclusiones que perjudiquen a su equipo. La tripleta central del 6-0, Silva, Muñiz y Darko, cumplió.

Otro que también tuvo minutos fue Torrico, quien cuando estuvo en la pista demostró las condiciones que habían avalado su fichaje. Es polivalente para la primera línea y puede ayudar mucho. El que dispuso de menos opciones fue el extremo derecho Iglesias. Le llegaron pocos balones a su posición.

Y luego están los que continúan en la plantilla. Esos pusieron de manifiesto una mayor coordinación en sus acciones. Mantienen el nivel del año pasado. Y en la portería, tanto Villamarin como Samuel, en un tono alto.

El partido comenzó con un siete que puede ser el que tenga continuidad en la competición oficial. En ataque jugaron Sola y Postigo en los extremos, Valles en el centro y Darko y Silva en los laterales, con Muñiz en el pivote. Para el trabajo defensivo, un cambio. Entraba Valverde en lugar de Valles. En algunas fases hubo dos cambios defensa-ataque, dependiendo de los jugadores que estuviesen en la cancha. El partido comenzó con un 6-0 de los locales y un 3-2-1 de los burgaleses, que intentaban frenar la circulación de balón de los santanderinos. El planteamiento no les dio el resultado que esperaban, ya que a los diez minutos el partido ya se había roto con un parcial de 7-1. Un tiempo muerto del técnico visitante para cortar el ritmo permitió un acercamiento en el marcador, si bien la renta de los de Reñones nunca se vio en peligro. Al descanso se llegó con 16-7.

En la segunda mitad, el partido comenzó con una formación con muchos canteranos, lo que facilitó el trabajo de los visitantes, aunque hay que valorar como bueno el trabajo de estos jugadores que plantaron cara y supieron aguantar las acciones de los rivales. Este partido, como todos los de pretemporada, sirve para hacer pruebas y que el equipo vaya tomando forma. El test resultó satisfactorio en términos generales. El nivel se puede mejorar pero habrá que esperar a ver los partidos oficiales para saber hasta dónde pueden llegar. El próximo miércoles una nueva cita. El Balonmano Torrelavega será el rival de los santanderinos a partir de las 19.30 horas en La Albericia, un partido en el que a buen seguro habrá menos pruebas y será prioritario lograr un buen resultado por aquello de ser un derbi.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.