Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Buenas previsiones en Michelin para el último trimestre de 2020

La empresa ha comunicado a los sindicatos la posibilidad de realizar contrataciones en el corto plazo

11/09/2020 12:45 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Después de acordar dos ERTES para hacer frente a las consecuencias directas e indirectas de la pandemia del coronavirus, la Dirección de Michelin ha trasladado a los representantes sindicales buenas noticias en cuanto a la situación productiva de sus actividades para los últimos meses de 2020, que vienen a despejar la preocupación y la incertidumbre que planeaba sobre la última parte de este complicado año.

Primero fue un ERTE por causas de fuerza mayor la herramienta que se pactó para amortiguar la incidencia en los salarios y en las condiciones laborales que pudiera provocar el cese de la actividad productiva en Michelin, decisión que se tomó como medida preventiva ante la evolución de la crisis sanitaria derivada de la COVID-19 y que se prolongó desde el 17 de marzo hasta el 13 de abril, día en el que comenzó a retornar la actividad en todos los centros de trabajo de manera gradual y escalonada.

Tras el reinicio de la actividad productiva y la implementación consensuada, entre Michelin y sindicatos, de un protocolo completo de medidas preventivas, higiénicas, sanitarias y organizativas, que garantizaran la salud y la seguridad de las plantillas en la vuelta al trabajo, se comenzó a constatar que los niveles productivos, consecuencia de la no movilidad y la paralización de la economía mundial, eran bajos respecto de lo previsto y que la inestabilidad y la incertidumbre no permitían vislumbrar el futuro ni a corto ni a medio plazo.

Ante esta situación excepcional y el riesgo de colapso de las herramientas internas de flexibilidad, Michelin y la parte social, liderada siempre por CCOO, se emplazaban de nuevo a explorar conjuntamente fórmulas que protegieran a las plantillas del escenario tan complicado. El 12 de mayo se llegaba a un acuerdo para la aplicación de un nuevo ERTE por causas técnicas, organizativas y productivas hasta el 15 de septiembre con condiciones similares al primer ERTE y con la intención de que sirviera para llegar al final de la crisis sanitaria sin que se vieran afectados los niveles de empleo y que se amortiguara el impacto del descenso productivo sobre las condiciones salariales de las plantillas.

No obstante, la desescalada y la apertura de la movilidad interna y entre países, hizo que la demanda a corto plazo de los productos Michelin se recuperara, por lo que la Dirección de Michelin decidió paralizar la aplicación del ERTE en casi todas las actividades a principios de julio y de manera definitiva el 29 de julio en el resto de actividades en las que aún se podía aplicar. Sin embargo, esta visión sólo llegaba hasta septiembre, por lo que la preocupación y la incertidumbre para la última parte del año continuaban, de tal manera que empresa y sindicatos se emplazaban a una reunión en dicho mes para analizar la situación y seguir encontrando soluciones a los problemas que surgieran, tal y como CCOO ha venido haciendo desde el inicio de la crisis sanitaria.

La reunión pendiente, celebrada hoy de manera telemática, ha servido para confirmar que las perspectivas de producción de prácticamente todas las actividades para la última parte del año se mantienen en volúmenes similares a los anunciados en el inicio del año, por lo que no será necesario tomar medidas adicionales más allá de la utilización de las herramientas internas de flexibilidad para las normales fluctuaciones que pudieran existir.

Además, a la pregunta realizada por CCOO sobre si estas previsiones pudieran conllevar creación de empleo, la Dirección de Michelin ha respondido que es posible y factible que en el corto plazo se realicen contrataciones, lo que puede permitir el reingreso de las compañeras y compañeros no renovados en enero, compromiso pactado en la firma del Convenio Colectivo que la pandemia impidió que se realizara en las fechas previstas.

Para CCOO es una excelente noticia este repunte productivo que va a permitir terminar un complicado año sin tener que tomar nuevas medidas adicionales y con la posibilidad de que se materialice creación de empleo, algo impensable desde que saltó la pandemia en el mes de marzo. Valoramos positivamente todas las medidas pactadas hasta hoy porque han venido a demostrar, una vez más, que la búsqueda de equilibrios, la negociación y el acuerdo son garantías para que, en cuanto la demanda se ha recuperado, hayan sido las fábricas españolas las destinatarias de producción.

 
2 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   Modric 11/09/2020 14:16:20
 
Buenas noticias
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   Josito 11/09/2020 15:28:59
 
Me voy a afiliar a este periódico, CCOO informa antes a este periódico que a sus propios afiliados
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.