Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

El clamor de los hosteleros tendrá continuidad todas las semanas

Frente a ello, la Junta acuerda un Plan de choque con ayudas para este y otros sectores

12/11/2020 13:13 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Los hosteleros arandinos y ribereños han vuelto a salir a la calle hoy, y aseguran que lo seguirán haciendo cada jueves, para protestar por la falta de definición de planes de apoyo al sector. Unas concentraciones que, además de en Aranda y en Roa de Duero, en la provincia de Burgos han tenido lugar en Burgos y Miranda de Ebro, dando continuidad a las protestas que se iniciaban hace dos semanas reclamando un plan de choque a la Junta para el sector

El objetivo de este movimiento es continuar con la protestar por la falta de definición de planes de apoyo al sector. Bajo el lema ‘Ayudas ya’ y guardando las distancias de dos metros entre cada participante, algo más de doscientas personas se han dado cita en la plaza de la Resinera de Aranda, a las puertas de las oficinas de la Junta de Castilla y León de la capital ribereña, para que esta administración trabaje para rescatar a un sector que está sufriendo de una manera muy importante la crisis económica producida por las medidas que se han ido poniendo ante el avance de la pandemia.

 

Y ha vuelto a ser la presidenta de la Asociación de Hosteleros de Aranda y la Ribera, Nuria Leal, la encargada de leer un manifiesto en el que dejaba patente que “no podemos aceptar el diferente trato que reciben nuestros hosteleros”. Se volvían a reclamar líneas específicas de ayuda, la concesión del 100% de los ERTE, la exoneración total de los seguros sociales o las revisiones de tasas.

“Estas medidas restrictivas han señalado y siguen señalando injustamente a este sector como el foco de los contagios, lo cual es incierto. Y además de producir un daño económico incalculable que de prolongarse en el tiempo podía provocar el cierre de un buen número de empresas y la pérdida de miles de puestos de trabajo”, manifestaba Leal.

 

 

Se firma un plan de choque con 82,3 millones de euros para la protección de la actividad

Todo ello un día después de que la Junta de Castilla y León haya firmado el acuerdo, -con la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, CCOO y UGT-; de 27 medidas para paliar las consecuencias económicas y sociales de la COVID-19 para este sector, así como para los del turismo y el comercio, y a los desempleados y colectivos más vulnerables.

El documento recoge 27 líneas de ayudas y programas de apoyo, con una dotación superior a los 82,3 millones de euros, enfocadas a amortiguar el golpe de la pandemia sobre la economía, facilitar la recuperación de pymes y autónomos, favorecer el mantenimiento de los puestos de trabajo y reducir el impacto social de la crisis sanitaria.

En el caso de la hostelería y el turismo, autónomos y empresas contarán con líneas de ayuda específicas o preferentes, que suman 21,4 millones de euros, al tiempo que podrán acceder a 11,4 millones en programas generales de liquidez y crédito con avales, a interés cero.

Así, se habilitan subvenciones directas para la adecuación de espacios seguros que permitan continuar con la actividad en la temporada de invierno, por ejemplo, mediante el cerramiento de terrazas y la instalación de mobiliario de confort (mamparas, estufas, cortavientos…); ayudas para financiar las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores y las contrataciones necesarias para sustituir a empleados de baja por COVID-19; líneas para incentivar la demanda y para la adquisición de equipos de protección colectiva.

También se contemplan apoyos financieros para que las empresas del denominado ‘canal Horeca’ (hoteles, restaurantes y cafeterías) puedan afrontar los pagos a sus proveedores, garantizando así liquidez al sector primario autonómico. Y se establecen bonificaciones al consumo de servicios turísticos realizados en establecimientos de Castilla y León y ayudas al mantenimiento del empleo.

 

Apoyos al Comercio

Junto a las medidas específicas para los sectores hostelero y turístico, el Plan de Choque prevé también distintas actuaciones para reactivar el consumo e impulsar el comercio de proximidad, así como medidas de apoyo a los promotores de actividades culturales, feriantes o promotores de orquesta.

Desde el punto de vista del empleo, se incluye una línea de ayudas para fomentar la contratación de desempleados por parte de las entidades locales; para apoyar a mayores de 55 años que se hayan quedado sin su puesto de trabajo durante esta pandemia, y para complementar las prestaciones de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

 

Digitalización y seguridad industrial

Además de estas ayudas el acuerdo contempla otras medidas para que empresas y trabajadores puedan adaptar su sistema productivo a las necesidades del futuro y a los cambios que se están produciendo en el mercado laboral y que se han visto acelerados por la pandemia. En este sentido, el documento recoge incentivos a la digitalización, modernización y mejora de la seguridad de las empresas, así como programas para la formación y cualificación de trabajadores y desempleados en competencias digitales.

 

Foto Noticia
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.