Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Economía

Izquierda Unida aboga por una Mesa de trabajo para los temporeros de la vendimia

Persiguen la creación de instrumentos que controlen los abusos sufridos en el sector

20/09/2017 12:52 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Izquierda Unida pretende acabar con las condiciones de trabajo “inviables y propias del siglo XIX” a las que se enfrentan los temporeros que cada campaña de vendimia se acercan hasta tierras ribereñas.

De este modo, desde el grupo político han anunciado una nueva propuesta basada en cuatro focos de acción con la que poner fin a esta situación en la que “los derechos de estos trabajadores han ido mermando de manera progresiva hasta llegar a la situación actual, donde tienen que aceptar un trabajo con jornadas cotizadas inferiores a las reales, un salario que no llega al mínimo y sin un techo en el que cobijarse para poder descansar y asearse”, comenta Jonathan Gete, Concejal en el Ayuntamiento arandino por la coalición IU-Equo.

El primero de los puntos de su propuesta es la creación de una Mesa de trabajo en la que se negocie un convenio con todos los aspectos a mejorar, entre ellos, la facilitación de un alojamiento para estos trabajadores que se desplazan hasta la comarca. De igual modo, Izquierda Unida aboga por la formación de bolsas de empleo con las que se evite la creación de pactos con intermediarios y se ataje el exceso de gente que labora en estas condiciones.

Otra de las líneas de trabajo que conforman la propuesta de esta agrupación es la creación de un convenio entre la Junta de Castilla y León y la Diputación provincial -a quien consideran que debe hacerse responsable y abordar esta realidad- con el que financiar la mencionada Mesa para luchar por el objetivo de defender los derechos de los trabajadores. Asimismo, Jorge García, Coordinador Provincial de Izquierda Unida, ha trasladado su deseo de que la Junta cree una serie de instrumentos para controlar los abusos que se llevan a cabo en este sector, pues “ahora las instituciones no están a la altura para llevar a cabo esta vigilancia. Sería un modo de ayudar a los trabajadores y no beneficiar a estos piratas”, argumenta.

“Este sector genera muchos beneficios, pero no podemos sentirnos plenamente orgullosos de lo que rodea al vino, pues esas ganancias se deberían repartir entre la gente que trabaja en él”, sentencia Gete.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.