Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La peor campaña azucarera de la última década

ACOR presenta el balance de 2018-19 augurando todo lo contrario para la presente campaña

19/11/2019 14:23 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La campaña de remolacha correspondiente a 2018-2019 se conocerá como una de las más nefastas de la historia en Europa. El motivo, unos precios que han marcado el mínimo absoluto, unos rendimientos bajos y una pésima calidad de la remolacha. En la Unión Europea la producción de azúcar blanco en esta campaña ha sido de 17,6 millones de toneladas, un descenso del 17,333% con respecto a la campaña anterior con una superficie que poco ha variado en las dos temporadas.

En lo que se refiere a Castilla y León la cooperativa agraria ACOR ha presentado esta mañana en las instalaciones de Área Tudanca en Fuentespina el balance de la pasada campaña en una de las  diez reuniones informativas que se realizan en Castilla y León, preparatorias que además sirven para elegir a los cinco representantes de la zona que asistirán a la asamblea general.

En la comunidad autónoma los datos no son tampoco muy halagüeños sino negativos. Las causas, la “continua y drástica caída de los precios de venta, un 12,5% menos que en la anterior campaña y de un 28% si nos fijamos en la de 2016-2017. Esto se traduce en una rebaja de casi 150 euros en el precio medio de venta de cada tonelada de azúcar comercializada por la cooperativa. Y también en Castilla y León ha sido bajo el rendimiento, sumado a una de las peores calidades de remolacha de la última década, con un complicado manejo de la raíz en fábrica.

A ello se une, apunta el presidente de ACOR, Justino Medrano, el mantenimiento del compromiso de la cooperativa de asegurar a los socios unos ingresos mínimos de 42 euros por tonelada de remolacha. El resultado se traduce, apunta Medrano, en unas pérdidas que alcanzan casi los 14 millones de euros.

Pero la intención de los agricultores de ACOR no pasa por dar un paso para atrás, sino por alcanzar niveles anteriores. “En Europa se han cerrado nueva fábricas, pero queremos recuperar las 25 o 30.000 hectáreas que había hace algunos años en España, queremos que sigan abiertas las fábricas , porque es un sector que mantiene un tejido social muy amplio  y debe estar ahí, si cierran las fábricas el cultivo peligra”, apunta el presidente de la cooperativa.

 

La campaña que comienza

En el mes de septiembre comenzaba la campaña actual y las perspectivas son buenas, ya que al contrario que hace un año se prevé una campaña larga y buena que puede convertirse en “la mejor de toda la historia”.

Hasta el momento se están recolectando 103 toneladas por hectárea pero la previsión es que esa producción aumente. “EEl objetivo es llegar a las 108 por hectárea”, termina diciendo Medrano.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.