Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Economía

La Plataforma por el Directo denuncia la falta de mantenimiento de la línea 102

Pese a la obligación que posee ADIF de cuidarla, "no ha habido inversión para mejorar su capacidad"

21/09/2017 11:01 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Plataforma Ciudadana por el Ferrocarril Directo ha denunciado ante el Defensor del Pueblo la falta de compromiso por parte de ADIF debido al incumplimiento del obligatorio mantenimiento de la línea 102 que une Madrid-Aranda de Duero-Burgos.

La vía, aunque sin circulaciones comerciales en su trayecto al completo, pertenece aún a la Red Ferroviaria de Interés General -RFIG-, con lo que conserva adheridas las obligaciones de cuidado por parte de la administradora ferroviaria. “Tanto el mantenimiento como la vigilancia de las líneas ferroviarias son obligatorios según el artículo 41 del Reglamento ferroviario -‘se entiende por mantenimiento de una infraestructura ferroviaria el conjunto de las operaciones de conservación, reparación, reposición y actualización tecnológica de elementos que permita preservar las infraestructuras ferroviarias integradas en la RFIG en condiciones de operatividad y seguridad adecuadas’-”, indican desde la Plataforma. Y este se encuentra avalado por la Ley del sector, cuyo artículo 19 reza que “la administración de las infraestructuras ferroviarias integradas en la RFIG tiene por objeto el mantenimiento y la explotación de aquellas, así como la gestión de su sistema de control, circulación y seguridad”.

Tal y como asegura la Plataforma por el Directo, es la propia ADIF quien reconoce en el Estudio de viabilidad de la explotación de la línea férrea Madrid-Burgos por Aranda de Duero 2015 -en su página 272- que no se ha llevado a cabo ni mantenimiento ni vigilancia en la línea desde 2010. Así, el pasado año la entidad administradora emitió un nuevo acta con órdenes de trabajo a realizar en esta vía que contemplaban su adecentamiento y limpieza.

En este punto, la Plataforma por el Directo denuncia que dichas labores tampoco se hayan producido, aportando documentos gráficos que demuestran que el trazado continúa tal y como se encontraba hace diecisiete años. “Nos preguntamos dónde han sido destinadas las partidas económicas correspondientes a los trabajos no realizados”, comentan.

 

 

Cuestiones de dinero

“Hasta el momento no ha habido ninguna inversión para mejorar la capacidad de la vía. Más bien, se ha producido lo contrario. Si a los cinco millones de euros destinados a ello en 2011 para obras de mantenimiento y mejora de los tiempos de la vía le restamos el valor de los treinta y cuatro apartaderos que se han desmontado -sesenta y ocho millones-, el resultado es de desinversión y empeoramiento”, añaden.

Y es que, según los datos aportados por la Plataforma, a esos sesenta y tres millones resultantes habría que sumar el valor de la infraestructura robada y no repuesta, “como el cable de comunicación CTC, cuyo valor aproximado es de sesenta millones de euros”. De este modo, los cálculos arrojados por la asociación muestran un total de 123 millones de euros que tildan de “producto de la desinversión de seis años”. Además, “habría que contabilizar el mantenimiento de la vía y la depuración del balasto, que sumarían otro importe no cuantificado”.

 

Respuesta de ADIF

Avalados por las distintas agrupaciones políticas, el pasado año trasladaron a ADIF sus quejas respecto a la retirada de dichos apartaderos, a lo que la empresa contestaba que esas actuaciones correspondían a un acto de “optimización y racionalización de recursos”, comentando que “no afectan al futuro de la línea”.

Sin embargo, desde la Plataforma no se muestran conformes, pues “cualquier obra de retirada de un apartadero no solo afecta directamente a la capacidad de la vía. Dichas infraestructuras no sólo sirven para que un tren se aparte ante el cruce con otra circulación en sentido contrario si no que, además, al tratarse de una única vía de ferrocarril, afecta en la manera en que los convoyes deben maniobrar para dar la vuelta a la locomotora y enganchar así el tren desde el lado contrario del que le traccionaban a la ida para realizar el viaje de vuelta. De este modo, se encontrarían menos lugares para poder efectuar esas maniobras”, argumentan.

 

Fotografía: la caseta de comunicaciones de Fuentelcésped es uno de los ejemplos que ilustra la no realización de labores mantenimiento en la vía (2016/2017)

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.