Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Economía

Muy Buena

Ribera del Duero repite con la añada de 2017 calificada de Muy buena

12/03/2018 18:26 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Un jurado excepcional compuesto por ocho de los mejores sumilleres de España ha calificado como Muy Buena la cosecha 2017 de la Ribera del Duero. Ha sido este lunes cuando los profesionales se han acercado hasta Roa de Duero para valorar los vinos producidos con la uva recogida durante el pasado otoño, dando a conocer una añada “excepcional y de mucho prestigio” que no llega por poco a ser Excelente a pesar de que han sido varios los entendidos que estaban dispuestos a otorgar un Excelente como nota.  “Me ha faltado un poco más de fruta básicamente, creo que simplemente ha sido eso”, comentaba el sumiller Miguel Martín, de DiverXo. Él, junto con la especialista de Annua Elsa Gutiérrez y el presidente del Consejo Regulador Enrique Pascual, han sido los encargados de dar a conocer el veredicto de la cata, una cata que también ha contado con Ángel Fernández (DiverXo),  Rubén Pol (Disfrutar), Noemí Martínez (Trigo), Álvaro Prieto (El Club Allard) e Iván del Pozo (Baluarte).

No obtienen la categoría máxima, pero sí que los vinos de 2017 están a la espera de subir a la excelencia. Y es que, como ya adelantaba al final de la cosecha el propio Consejo Regulador, el buen trabajo de los enólogos puede dar lugar a unos vinos de guarda de categoría superior. La propia sumiller Elsa Gutiérrez, una de las que optaba por puntuar como Excelente a los vinos, coincide al considerar que “a medida que vayan evolucionando los vinos de esta añada, se comprobará que no era exagerado optar por la máxima nota”.

“Tiene muchas cualidades y se va a demostrar con el paso del tiempo, eso está clarísimo”, señala el presidente del Consejo Regulador, Enrique Pascual, asegurando que “este va a ser un gran vino”. En las primeras elaboraciones de vinos, se refleja el potencial de la uva y una preminente presencia aromática de los ésteres frutales en nariz. Se trata de vinos de equilibrada acidez, con un tanino de alta calidad en el caso general, y un buen equilibrio gustativo. Vinos cuyo destino, si bien podría acoger vinos jóvenes, en especial con algún paso por roble, se reservarán mayormente para guarda.  Eso sí, la baja producción de uva, con poco más de 55 millones de kilogramos recogidos, lo que supone tan solo un 60% de la media productiva de la última década y un 41% de la anterior cosecha, está provocando una subida en los precios del vino de 2017.  

Cosecha 2017

El invierno en la Ribera del Duero no se salió de las pautas habituales para la zona, concentrándose principalmente las temperaturas más frías durante el mes de enero. Posteriormente, durante el final del invierno y buena parte de la primavera, las temperaturas fueron algo superiores a las habituales, lo que propició un leve adelanto de unos 5 días en la brotación de la viña, pese a las temperaturas del mes de abril que fueron inferiores a lo normal. La característica que más ha marcado esta campaña fue una helada registrada en la noche del 27 al 28 de abril como consecuencia de la entrada de una masa de aire fría que significó más de siete horas por debajo de cero grados y picos negativos de hasta -6ºC, y que ha afectado a la mayor parte del cultivo de la vid en la Denominación de Origen. Así las cosas, numerosas yemas afectadas debieron brotar nuevamente, no habiendo en todo caso una buena recuperación de estas yemas, pulgares y brazos afectados, lo que supuso además de una importante merma productiva, cierta pérdida de ciclo vegetativo.

Durante el mes de mayo se produjeron suficientes lluvias que consiguieron, pese a la sequía arrastrada durante el invierno, acelerar nuevamente el ciclo de la vid, aumentando este adelanto hasta situarse en la vendimia, en torno a los 10 días respecto de las fechas habituales. La otra característica climatológica que ha marcado la cosecha ha sido la sequía, ya que durante el ciclo han caído aproximadamente 250 mm de lluvia cuando son esperables 450mm. Se han registrado lluvias únicamente a un nivel normal en los meses de noviembre, febrero, mayo y julio, siendo principalmente destacable la sequía durante la mayor parte del otoño y durante el invierno.

Si bien estas características no han hecho que en general las plantas evidenciaran síntomas visibles (principalmente senescencia precoz de hojas basales) como consecuencia de lluvias puntuales, sí es cierto que se ha ido acrecentando el estrés hídrico a lo largo del ciclo hasta notarse una dificultad de evolución de la maduración en algunas parcelas al final del ciclo como consecuencia de la sequía, que además ha motivado la consecución de bayas con menor tamaño y peso específico de los normales para la zona, en la variedad tempranillo especialmente. La cosecha ha finalizado por estos condicionantes con una escasa producción que se sitúa en números redondos en poco más de 55 millones de kilogramos de uva.

En términos de producción por hectárea, esta campaña se sitúa en tan solo 2.450 Kg/Ha como promedio, lo que supone tan solo un 60% de la media productiva de la última década y un 41% si la comparación la realizamos respecto de la cosecha pasada. La uva, con una sanidad inmaculada principalmente como consecuencia de la ausencia de lluvias, ha tenido unas características técnicas que recuerdan en buena medida a la cosecha 2005, en especial como consecuencia del pequeño tamaño de las bayas.

Con respecto a la situación de las plantas que darán en unos seis o siete meses la cosecha de 2018, las lluvias están dificultando labores de trabajo, “pero la planta está acostumbrada a sufrir, y más en esta zona como es la Ribera del Duero, pienso que puede pasar de todo pero es una planta generosa”, comenta Enrique Pascual.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.