Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Pilar Pérez de Albéniz recoge el premio de la Fundación UEMC

Es la primera mujer en recibirlo y se reconoce su apuesta por el vino y el enoturismo

14/07/2021 10:10 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La bodeguera Pilar Pérez de Albéniz recogía este martes el premio Fundación UEMC a toda una vida dedicada al mundo del vino. Un premio Fue dentro del Curso de verano de la Universidad Europea Miguel de Cervantes con la presencia del consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, y del gerente de la Fundación Santiago Hidalgo.

Pérez de Albéniz es la primera mujer en recibir este premio, tras haberlo hecho en anteriores ediciones os Hermanos Pérez Pascual; Pablo Álvarez, de Vega Sicilia, y el enólogo Mariano García. La elección de la bodeguera llega de manos de periodistas especializados en este sector y miembros de la Fundación y de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid, así como de la Diputación Provincial de Valladolid.

Su reconocimiento a toda una vida de trabajo es lo que se premia en este acto. Nieves Caballero, periodista de El Norte de Castilla, fue la encargada de glosar la figura de la premiada a la que definió como “pionera y avanzada a su época, siempre jovial y una de las primeras en apostar en Castilla y León por el enoturismo desde su bodega y hotel Torremilanos, ahora acompañada ahora de sus tres hijos”.

 

 

La propietaria de la bodega Peñalba López-Finca Torremilanos es considerada por todos los expertos en la materia como una pionera. Aunque en aquel momento su marido fue quién formó parte de los ejecutores de la Denominación Origen Ribera del Duero, ella participó activamente en la sombra. Asimismo, sus prácticas innovadoras, como el uso de la biodinámica o el cultivo ecológico, y sus iniciativas, tal como fomentar las promociones internacionales del vino o impulsar el enoturismo inaugurando su Hotel Torremilanos en el año 2000, la han convertido en un referente de la historia de la Ribera del Duero.

El acto contó también con el homenaje y reconocimiento a Luis Barcenilla, impulsor y factótum de estos cursos. Su viuda, Begoña Grijalvo Rebollo, fue la encargada de recibir el reconocimiento.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.